Con motivo del primer aniversario del fallecimiento del Dirigente Kim Jong Il, los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea, los trabajadores de diversos estratos, los jóvenes y escolares de la República Popular Democrática de Corea se dirigen hoy a la colina Mansu donde están erigidas las estatuas de bronce del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il.

Los visitantes colocaron los cestos y ramos de flores ante las estatuas de bronce y guardaron un momento de silencio recordando la vida de Kim Jong Il quien falleció en el tren en pleno viaje de trabajo mientras continuaba sin treguas la orientación en el terreno por la prosperidad de la patria y la felicidad del pueblo.

KCNA