Dado que se ha confirmado lo inmutable de la política hostil a la República Popular Democrática de Corea de Estados Unidos, es imposible la desnuclearización de la Península Coreana antes de que fuera desnuclearizado el mundo entero.
    Ratifica el diario Rodong Sinmun en un artículo individual de este viernes y continúa:
    La desnuclearización de la Península Coreana es un tema propuesto por la RPDC frente a la amenaza nuclear de EE.UU.
    Como parte de sus ingentes esfuerzos por resolver ese problema, en abril de 1959, el gobierno de la RPDC advirtió a EE.UU. sobre la conversión del suelo surcoreano en una base nuclear, y presentó la iniciativa de fundar en Asia una zona pacífica sin armas nucleares.
    En lugar de aceptar tal propuesta positiva, EE.UU. impidió el proceso de desnuclearización de la Península Coreana difundiendo el rumor de las “ventajas” de armas nucleares.
    Amenazó y chantajeó permanentemente con esos artefactos a la RPDC desarrollando en suelo surcoreano y su contorno los ejercicios bélicos de toda índole en que participan muchas fuerzas armadas nucleares y aumentó el peligro de guerra nuclear en la Península Coreana.
    Ya que EE.UU. intensifica sus acciones para atropellar a la RPDC, ésta se vio obligada a preparar el disuasivo nuclear en la medida necesaria para disuadir físicamente el intento del imperio.
    EE.UU. fabricó recientemente otra “resolución” anti-RPDC del Consejo de Seguridad de la ONU describiendo el lanzamiento de satélite con fines pacíficos como “disparo de misil balístico”, lo cual es la continuación y clímax de su política hostil a la RPDC.
    En tales circunstancias, la RPDC concentrará sus fuerzas no en la desnuclearización de la Península Coreana sino en la del mundo entero.

KCNA