Desde el pasado día 4, la infantería de marina del ejército títere surcoreano inició con la norteamericana el entrenamiento combinado en el frío intenso de tiempo invernal en la zona montañosa de Phyongchang de la provincia de Kangwon del Sur de Corea. El presente simulacro, que continuará hasta el día 22, se realiza con miras a “sobrevivir en frío intenso, fortalecer la capacidad de existir, infiltración y ataque” basándose en la supuesta “experiencia de combate” de la infantería de marina norteamericana que se había infiltrado en el lago Jangjin en el período de la pasada guerra coreana (25 de junio de 1950-27 de julio de 1953).

    Por otra parte, los títeres surcoreanos desarrollaron del 6 al 12 en el Mar Este de Corea el entrenamiento móvil marítimo, cuyo objetivo fue “detectar y perseguir los misiles balísticos, el tiro anti-buque y la detección y persecución de submarinos”, movilizando los buques Aegis pertenecientes a la 7ª flotilla móvil de sus fuerzas navales.

    En su comentario individual difundido este viernes, el diario Rodong Sinmun revela que tales maniobras son la clara expresión del intento aventurero del imperio y la banda del traidor Lee Myung Bak encaminado a llevar a la fase de guerra de agresión al Norte (de Corea) el actual estado de tensión de la Península Coreana, y prosigue:

    Es natural que la República Popular Democrática de Corea tomara la poderosa contramedida física en relación con que fue violada seriamente su soberanía debido a la bandidesca provocación de las fuerzas hostiles.

    La tercera prueba nuclear subterránea constituye la justa medida autodefensiva ejecutada para defender la seguridad y la soberanía del país frente a las perversas maniobras del imperio y otras fuerzas hostiles tendentes a aislar y aplastar la RPDC.

    Pero ellos deben conocer correctamente que la RPDC no es el país débil que se doblegue ante las “sanciones” y amenazas militares.

    Los que prefieren fuego mueren quemados. Si el combate en el lago Jangjin de la pasada guerra coreana fue la “primera derrota en la historia de la infantería de marina norteamericana” la próxima batalla por la reunificación de la patria será el más despiadado y tajante combate de aniquilamiento en que el bastión del imperio y los títeres desaparecerá para siempre en este mundo terráqueo.

KCNA