El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Mariscal Kim Jong Un, Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, dirigió los ejercicios tácticos de ataque acompañados del tiro de combate, realizados por una subunidad adscrita a la gran unidad combinada 526 del EPC.

Él fue acogido en el terreno por los comandantes de la gran unidad combinada.

En el puesto de vigilancia escuchó las explicaciones sobre el plan de ejercicios que le ha brindado el comandante de la maniobra.

Dio la orden de iniciar los ejercicios.

Cuando se disparó el cartucho de señal, resonó el trompeteo de ataque y abrieron fuego las armas de fuego de diferentes tipos.

Tras tomar de un tirón las trincheras del “enemigo”, los militares dispararon los cartuchos de señal desde las lomas ocupadas coreando las vivas.

El Comandante Supremo evaluó altamente la exitosa marcha de la maniobra.

Dijo que los ejercicios de hoy comprobaron que el EPC levanta la ola de entrenamiento aceptando ideológicamente el espíritu de la reciente reunión ampliada de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea.

Presentó las tareas importantes para perfeccionar los preparativos de combate del EPC acorde a la demanda de la situación creada.

Destacó la necesidad de seguir prestando profunda atención al fortalecimiento del EPC para llevar a feliz término de generación en generación la causa revolucionaria del Juche, la del Songun, iniciada en las selvas del monte Paektu.

Dio la indicación de formar a todos los oficiales y soldados como combatientes que tengan asimilados la invencible estrategia y tácticas de Kim Il Sung y Kim Jong Il, el intrépido modo de ataque y la perfecta capacidad de combate real.

Para vencer a los enemigos, es importante estudiar y mejorar sin parar los métodos de combate al estilo coreano en lo conveniente a la guerra moderna, apuntó y prosiguió que si estalla la guerra, hay que atacar duro a los enemigos sin darles el tiempo de reponerse.

Los militares del EPC deben tener siempre presente que deben pelear tarde o temprano con los enemigos, dijo instruyéndoles impulsar los preparativos de combate manteniéndose en el estado de movilización.

Subrayó que en los fusiles de oficiales y soldados del EPC se palpa la determinación de responder con el fuego al fuego y castigar implacablemente a los agresores que se atrevan a hacer daño a la RPDC, y ordenó que eliminen inmediata y despiadadamente a los enemigos, si éstos dan algún movimiento sospechoso, con esos fusiles de justicia y venganza.

El Mariscal fue acompañado en esta ocasión por Choe Ryong Hae, Hyon Yong Chol, Kim Kyok Sik, Ri Yong Gil, Son Chol Ju, Ryom Chol Song, Yun Tong Hyon, Pang Kwan Bok, Yun Tong Hui, Hwang Pyong So y Hong Yong Chil.

KCNA