Es ilógica e inconvenible la insistencia de Estados Unidos y otras fuerzas hostiles en que es irracional e injusta la posesión de armas nucleares de la República Popular Democrática de Corea.

    Citado por la ACNC, el general del Ejército Popular de Corea, Ju Chol Ho, dijo:

    La RPDC y EE.UU. están en el estado de guerra.

    Lo demuestran prácticamente los ejercicios bélicos que desarrollan incesantemente EE.UU. y sus satélites en la Península Coreana y su contorno.

    Es demasiado merecido que la RPDC, una contraparte beligerante, cuente con cohetes de largo alcance y armas nucleares que tiene EE.UU.

    Conocemos bien, aunque nadie nos enseñe, la vía más realista para defender la soberanía y la dignidad del país.

    Tenemos el derecho a poseer todas las armas modernas, incluso las bombas atómicas y otras armas más fuertes que tiene EE.UU.

    El oficial del EPC, Kim Un Song dijo:

    Ya desde hace mucho tiempo, tenemos la voluntad de desarrollar las más fuertes armas desconocidas por el mundo para prevalecer sobre EE.UU. La tercera prueba nuclear subterránea es el primer paso para manifestar esta decisión.

    El oficial del EPC, Ham Kuk Chol enfatizó que las fuerzas hostiles se darán cuenta de que en la RPDC son inválidos la intención y despotismo de arrebatar el derecho legítimo de un Estado soberano, y agregó que por más que EE.UU. se enfrasque en aislar y aplastar a la RPDC, continuaremos la manifestación del poderío inagotable que testimoniará la inutilidad y lo inevitable del fracaso de esta maniobra anti-RPDC.

KCNA