El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Mariscal Kim Jong Un, Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, dirigió los ejercicios de aviación y caída de los infantes paracaidistas de las Fuerzas Aéreas y Antiaéreas y de la gran unidad combinada 630 del EPC.

Le acompañaron en la ocasión Choe Ryong Hae, Hyon Yong Chol, Kim Kyok Sik, Kim Yong Chun, Ri Yong Gil, Son Chol Ju, Jo Kyong Chol, Yun Tong Hyon, Ri Pyong Chol, Choe Kyong Song, Rim Kwang Il, Kang Ki Sop, Son Chong Nam, Ro Hung Se, Yun Jong Rin, Choe Pu Il, Hwang Pyong So, Ra Chong Il y Hong Yong Chil.

Para chequear la disposición de las unidades para la movilización en el combate, el Comandante Supremo dio la orden de ejercicios a las Fuerzas Aéreas y Antiaéreas y a la gran unidad combinada 630 del EPC.

En el puesto de vigilancia, escuchó las explicaciones del comandante de ejercicio sobre el plan de entrenamientos y se enteró en detalles del estado de preparación y de los efectos que causan en las maniobras las desfavorables condiciones climáticas.

Acorde a las circunstancias indicadas por el Comandante Supremo, los aviadores cumplieron con agilidad y exactitud el despegue y el aterrizaje utilizando la autopista que sirve de aeropuerto.

Acto seguido, comenzó el entrenamiento de descenso de los infantes paracaidistas.

Pese al viento fuerte, los infantes cayeron con exactitud en el punto previsto cumpliendo bien los métodos y movimientos de combate, adiestrados en los ejercicios cotidianos.

El Comandante Supremo dijo que los ejercicios se realizaron muy bien y los aviadores y paracaidistas cumplieron excelentemente sus difíciles misiones a pesar de las adversas condiciones climáticas.

Esto es el resultado de la excelente calidad de los ejercicios rutinarios que realizaron ellos, evaluó.

El combate no está sujeto a las condiciones del tiempo y el enfrentamiento con los enemigos tiene lugar en las peores condiciones, apuntó e instruyó a los militares que hagan con alta determinación ideológica los ejercicios como si fueran un combate de verdad para cumplir sus misiones en cualquier momento y bajo cualesquier circunstancias y condiciones.

El EPC debe completar los preparativos de combate al materializar en la labor política y militar el espíritu de la reunión ampliada de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea, señaló y destacó la necesidad de levantar la ola de entrenamiento del monte Paektu en todas las unidades del EPC.

Los ejercicios de hoy demuestran que es muy importante asentarlos sobre la base científica como lo demanda la guerra moderna, dijo y enseñó los remedios detallados para ese fin.

Como he subrayado viendo los ejercicios de la gran unidad combinada 526 del EPC, para vencer a los enemigos, es preciso seguir realizando ingentes esfuerzos por estudiar y completar sin cesar los métodos de guerra al estilo coreano que convengan a los requisitos de la guerra moderna y por modernizar los armamentos, aseveró.

Continuó que los uniformados del EPC deben dar acicates a los preparativos de combate manteniéndose siempre en el estado de máxima alerta y reiteró que si los enemigos dan algún movimiento sospechoso, deben atacarlos de manera sucesiva y destruir el bastión de agresores usando la inagotable capacidad de combate.

Por la noche de ese día, Kim Jong Un invitó a Pyongyang a los oficiales y soldados participantes en las maniobras y se fotografió con ellos.

KCNA