En la Península Coreana se ha creado una gravísima situación debido al alboroto de guerra nuclear de Estados Unidos y los belicistas surcoreanos contra la República Popular Democrática de Corea.

    Estos tipejos libran cada año los ejercicios militares conjuntos de toda índole como “Key Resolve”, “Foal Eagle”, “Ulji Freedom Guardian” y “Hoguk” con el fin de llevar a la práctica los guiones de guerra de agresión anti-RPDC incluso el “OPLAN 5027” y el “OPLAN 5029”.

    En los últimos tiempos recurren a las imprudentes provocaciones hablando públicamente del “ataque preventivo a Pyongyang” según la “operación de estabilización” cuyo objetivo es “ocupar y dominar” todo el territorio norcoreano.

    Este año intensificaron más que nunca la campaña conflictiva anti-República Popular Democrática de Corea calumniando el lanzamiento de satélite con fines pacíficos de ella, y al mismo tiempo, desarrollaron incesantemente desde el comienzo del año nuevo los ejercicios bélicos anti-RPDC.

    El 2 de enero, todas las unidades adscritas al ejército en campaña no. 3 del ejército títere surcoreano tiraron las balas y proyectiles en los alrededores de la línea de demarcación militar. Y desde el día 14 al 18, las enormes fuerzas armadas de las divisiones no. 25, 26 y 30 de las fuerzas terrestres surcoreanas realizaron los entrenamientos de movilidad de gran dimensión, los tácticos al aire libre y los móviles al aire libre en la provincia de Kyonggi y en Cholwon de la provincia surcoreana de Kangwon.

    Desde el día 15 al 17, la división artillera no. 2 de las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea y la brigada de artillería no. 7 del ejército títere surcoreano se entregaron a los ejercicios de tiro en el distrito de Ryonchon de la provincia de Kyonggi.

    Las divisiones no. 8 y 21 de las fuerzas terrestres surcoreanas cometieron desde el día 21 al 25 en toda la extensión de Cholwon de la provincia surcoreana de Kangwon y en Phochon de la provincia de Kyonggi los ejercicios militares para fortalecer la capacidad de ataque preventivo nuclear contra la RPDC movilizando los tanques, carros blindados y otros pertrechos de guerra.

    Las fuerzas aéreas norteamericanas no. 7 y la comandancia de operación de las fuerzas aéreas del ejército títere realizaron desde el 12 de febrero el entrenamiento de preparativos de operación para el tiempo de guerra. Y desde el día 13, las fuerzas navales surcoreanas libraron los ejercicios de movilidad marítima de gran envergadura en el Mar Este y el Oeste con la participación de decenas de buques de guerra. En tanto, la brigada de artillería no. 2 de las fuerzas terrestres del ejército títere desplegó desde el día 15 los ejercicios de golpe de fuego en el campo de tiro de artilleros enclavado en la región central del frente de la provincia surcoreana de Kangwon.

    Las divisiones no. 20 y 55 de las fuerzas terrestres del ejército títere libraron desde el día 18 al 22 el entrenamiento de cruce del río Han del Sur movilizando enormes efectivos, tanques, cañones y otros equipos de combate en las inmediaciones de Ryoju y Yangphyong de la provincia de Kyonggi, mientras que las fuerzas navales norteamericanas y surcoreanas se entregaron desde el día 19 al 24 a los ejercicios antisubmarinos de gran envergadura en el Mar Este de Corea.

    Los frenéticos simulacros que se libran incesantemente desde el comienzo de este año revelan claramente la naturaleza belicosa de los títeres surcoreanos que pretenden provocar la guerra de agresión en contubernio con las fuerzas extranjeras y agravando intencionalmente la situación bajo el pretexto del lanzamiento legítimo del satélite y la prueba nuclear de la RPDC.

KCNA