El pase de diapositivas requiere JavaScript.

   El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, volvió a inspeccionar la víspera la unidad de defensa de la isla Jangjae y la unidad heroína de defensa de la isla Mu, radicadas en la zona más candente del extremo sur del frente suroeste.

    Primeramente, el Mariscal estuvo en la unidad de defensa de la isla Jangjae, cerca de la isla enemiga Taeyonphyong.

    Recorriendo el cuartel y la sala de educación de la unidad él atendió minuciosamente la vida de los uniformados.

    En el puesto de vigilancia, escuchó el estado de modernización del lugar y el parte detallado sobre los blancos enemigos en la isla Taeyonphyong a ser destruidos por la unidad.

    Destacando que la isla Jangjae, situada en el extremo sur del frente suroeste, es uno de los puntos más apreciados por él mismo, señaló que si se desencadena la batalla, los militares de la unidad deben cumplir un rol importante.

    Hay que perfeccionar los preparativos de combate para lanzar en cualquier momento los proyectiles cuando se dé la orden, dijo y agregó que asestarán duramente y exterminarán a todos los enemigos si éstos se atreven a disparar los cañones hacia nuestras aguas y tierras jurisdiccionales.

    El Mariscal tomó la foto de recuerdo junto con los militares de la mencionada unidad y sus familiares.

    A continuación, inspeccionó la unidad heroína de defensa de la isla Mu.

    En el puesto de vigilancia, tras contemplar atentamente la isla enemiga Taeyonphyong recibió el parte de jefe de la unidad sobre la topografía y objetos terrestres, el estado de disposición de efectivos de la unidad y preparativos de combate.

    Reconfirmó en detalles nuevos medios de ataque de fuego y los objetos reforzados en 5 islas del Mar Oeste incluyendo la unidad enemiga de defensa del mar oeste de la isla Yonphyong y determinó el turno y orden para el ataque a precisión.

    Dado que los enemigos, estacionados en la cercanía, se enfrascan al aumento de fuerzas armadas, dio las instrucciones detalladas sobre los asuntos de equipar satisfactoriamente la unidad con los armamentos, elevar la densidad de fuego a los objetos asignados e incrementar la proporción de concentración de fuego artillero.

    Averiguó detalladamente los temas de enviar los médicos en tiempo de guerra y los planes de combates y operaciones aptos a la realidad de la unidad y tomó las medidas necesarias.

    Dijo que le satisfizo el estado de preparación de combate de las citadas unidades.

    Como puntualicé en la pasada inspección, esta zona deviene la zona marítima más candente de la Península Coreana, y al mismo tiempo constituye la más sensible donde se concentra la atención del mundo y están enlazados los intereses de muchos países, recalcó.

    Ordenó a los militares de las mencionadas unidades a observar con alta vigilancia los movimientos de los enemigos, asestarles el inmediato contraataque demoledor si cae siquiera una sola bomba enemiga en la zona marítima y la tierra donde se ejerce la soberanía de la RPDC y así lanzar el primer cañonazo y el cartucho de señales de la gran batalla por la reunificación de la patria.

    Los oficiales y soldados de las unidades del frente y otras fuerzas terrestres, navales, aéreas y antiaéreas y las unidades de cohetes estratégicos están dispuestos a iniciar la guerra total a estilo coreano, acotó y expuso su determinación de dar orden de iniciar el gran y justo avance para la reunificación de la patria a lo largo de todos los frentes sin perder la oportunidad de oro si los enemigos vuelven a invadirnos siquiera una mínima parte en la zona marítima sensible.

    El Mariscal se fotografió con los militares de la unidad heroína de defensa de la isla Mu y sus familiares.

    Le acompañaron en la ocasión Choe Ryong Hae, Jang Song Thaek, Kim Kyok Sik, Kim Yong Chol, Pak Jong Chon, Rim Kwang Il y An Ji Yong.

KCNA