El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea dirigió el día 20 los ejercicios de golpe de drones de superprecisión a los blancos y el tiro de cohetes antiaéreos automóviles contra misiles cruceros de “enemigo” que asaltan a baja altura.

En el mismo lugar le acogieron los comandantes de las unidades de las fuerzas aéreas y antiaéreas y de artillería del EPC.

Tras recibir en el puesto de vigilancia el parte del plan de entrenamiento, el Comandante Supremo dio la orden de iniciarlo.

Los drones de superprecisión despegados hicieron el vuelo de largo alcance planificado y aniquilaron correctamente los blancos del “puesto de enemigo”.

Viendo atentamente con binóculos el proceso de golpe de los drones el Mariscal dijo que es rápida la velocidad de los drones y muy alta la capacidad de captar los blancos.

Destacó que hoy, revisó la capacidad del golpe de los drones a los objetos calculando su línea de aviación y el tiempo de su vuelo hasta el cielo del Sur de Corea donde están estacionados los blancos enemigos y se mostró muy satisfecho de que los drones pueden golpear a superprecisión cualesquier objetos enemigos.

Acto seguido, se inició el tiro de cohetes antiaéreos automóviles a misiles cruceros del “enemigo” que asaltan a ras de tierra.

Los cohetes despedazaron de un tiro a los presuntos misiles cruceros “Tomahawk” que aparecieron sobre el cielo del campo de ejercicios.

El Comandante Supremo añadió con satisfacción que evalúa altamente la revisión de la función de cohetes antiaéreos automóviles.

Ordenó a los comandantes hacer todos los preparativos para golpear a superprecisión en cualquier momento a cualesquier blancos elevando la función de drones y cohetes que mostraron hoy su poderío.

Si el entrenamiento se extiende al combate real, los enemigos probarán el golpe de venganza del poderoso ejército revolucionario del monte Paektu y no verán más el cielo, recalcó.

En caso de que los enemigos se atrevan a atacarnos olvidándose del potente poderío de nuestro ejército popular, dará la orden de reducir a cenizas tanto los objetos militares y los órganos de gobernación de los reaccionarios títeres en la zona de operación del Sur de Corea como las instalaciones relacionadas de los países satélites que se sumen a las maniobras de guerra de agresión del imperialismo norteamericano y las bases militares de las tropas agresoras yanquis en la región de operación del Pacífico, enseñó.

Dijo tajantemente que ya pasó el tiempo de palabras, y agregó si se inicia el combate ahora mismo aniquilen sin piedad a todos los enemigos para que no quede ni un tipejo que firme el acta de capitulación.

El Comandante Supremo presentó las tareas programáticas que se presentan en registrar en los medios teledirigidos de ataque todas las coordenadas de los objetos enemigos en la zona de operación del Sur de Corea para que puedan golpearlos punto por punto en cualquier momento con los medios teledirigidos de golpe de superprecisión a nuestro estilo y perfeccionar todos los preparativos de combate del ejército popular de acuerdo con la demanda de la situación creada.

Dio énfasis otra vez en que todos los oficiales y soldados del EPC se mantengan en el estado de alta alerta y esperen la orden del Comandante Supremo de iniciar el gran avance por la reunificación de la patria.

Y tomó fotos de recuerdo con los oficiales y soldados que realizaron con éxito el entrenamiento.

Le acompañaron Choe Ryong Hae, Ri Pyong Chol, Pak Jong Chon y Son Chong Nam.

KCNA