“El mundo occidental no cree que no hay impuestos en la República Popular Democrática de Corea. Dicen que si no existe el impuesto, esto fue dirigido por un mago. ¿Cuál es la realidad? En este país no hay ni un hombre que paga el alquiler de la casa u otros impuestos.”

    Esto es un artículo que dejó en el libro de impresiones una escritora extranjera quien estaba de visita en la RPDC.

    La abolición del sistema tributario fue un gran acontecimiento en la vida del pueblo coreano que fue objeto de toda clase de impuestos en el tiempo pasado.

    El anhelo histórico del pueblo coreano de vivir en el mundo libre de impuestos se realizó por primera vez bajo el régimen socialista centrado en las masas populares preparado por el Presidente Kim Il Sung.

    El Presidente ya presentó el programa de abolir todos los impuestos misceláneos y establecer el revolucionario sistema tributario en el Programa de Diez Puntos de la Asociación para la Restauración de la Patria.

    Después de la libración de Corea (15 de agosto de 1945), abolió el régimen de tributo saqueador de los imperialistas japoneses y preparó el popular y democrático.

    A medida que iba consolidándose la base de la economía nacional independiente, hizo disminuir sistemáticamente la carga de impuesto y una vez preparada la firme base de la industrialización socialista, propuso el problema de abolición del sistema tributario y condujo la labor para llevarlo a cabo.

    Según la medida estatal, se eliminaron totalmente los impuestos agrícolas en especie en el 55 (1966) de la Era Juche, gracias a lo cual los campesinos se liberaron de la carga de impuestos.

    Como resultado, quedaron sólo el impuesto por ingresos y el de autonomía local fútil que pagaban los obreros y oficinistas.

    Para liberar por completo de dicha carga de impuestos a los habitantes, el Presidente determinó en la “Constitución socialista de la RPDC” abolir totalmente el régimen de tributo, vestigio de la sociedad vieja.

    Después tomó las medidas para abolirlo en la octava reunión plenaria de la V Legislatura del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea e hizo promulgarlo como ley en la Asamblea Popular Suprema el día 21 de marzo de 1974.

    Así la RPDC se ha convertido en el primer país libre de impuestos en el mundo.

    El pueblo coreano manifiesta de generación en generación el agradecimiento infinito al Presidente quien construyó el país libre de impuestos.

KCNA