La Comandancia Suprema del Ejército Popular de Corea publicó el día 16 el siguiente ultimátum dirigido a los títeres surcoreanos:

    Con motivo del jubiloso Día del Sol todo el mundo está lleno de ambiente de celebración.

    Aunque perdura en la República Popular Democrática de Corea la aguda situación, todos los habitantes celebran con significación esa efeméride como máxima fiesta de la nación.

    Pero, sólo los títeres surcoreanos tiraron a los gángsteres anticomunistas al lugar céntrico de Seúl para organizar un mitin anti-RPDC y quemar los retratos, símbolos de la máxima dignidad de la RPDC.

    Al enterarse de esta noticia todos los militares y civiles de la RPDC están muy indignados.

    Frente a la situación creada, la Comandancia Suprema del EPC envía a los títeres surcoreanos el siguiente ultimátum:

    Mientras que bajo el amparo de las autoridades surcoreanas se libran atrevidamente en el lugar céntrico de Seúl la imperdonable difamación a la máxima dignidad de la RPDC, a partir de ahora se iniciarán sin aviso las acciones de represalia de ésta.

    En los blancos de represalia se incorporarán quienes participaron directa o indirectamente en la difamación a la máxima dignidad de la RPDC, los órganos y secciones de autoridades correspondientes que incitaron y toleraron tales acciones.

    Se iniciarán de inmediato las justas acciones de manifestación militar de las fuerzas armadas revolucionarias de la RPDC para demostrar cómo enaltecen y defienden todos los militares y civiles coreanos la máxima dignidad.

    La manifestación militar de las fuerzas armadas revolucionarias de la RPDC será el fuerte golpe a todas las fuerzas hostiles que difaman la máxima dignidad de la RPDC.

    Si las autoridades títeres surcoreanas desean de veras el diálogo y negociaciones, deben pedir disculpa por las grandes y pequeñas acciones hostiles anti-RPDC perpetradas hasta ahora y demostrar a todos los connacionales la voluntad práctica de suspenderlas totalmente.

KCNA