En estos días, los gángsteres de la capa militar del Sur de Corea tratan de añadir al “OPLAN 5015” la llamada “estrategia de exterminio” bajo la instigación del imperialismo estadounidense.

    El “OPLAN 5015” incorpora el “OPLAN 5026”, cuyo núcleo es dar el golpe preventivo nuclear a la RPDC, y el “OPLAN 5027”, cuyo núcleo es destruir los blancos estratégicos del Norte (de Corea), hacer desembarcar en la costa de la parte norteña enormes efectivos y organizar un “órgano de gobierno de ocupación” después de ocupar el Norte con las fuerzas. En una palabra, este plan consiste en ocupar Pyongyang en un corto tiempo con el “ataque preventivo” de las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea y el ejército títere surcoreano sin apoyo de los efectivos del territorio principal de EE.UU.

    Tales tentativas resultan otra acción militar aventurera que revela el carácter fraudulento del rumor de “amenaza y provocación del Norte”, difundido por EE.UU. y el Sur de Corea y abierta declaración de guerra contra la RPDC.

    No es un secreto el que ya desde hace mucho tiempo EE.UU. vino planeando la guerra nuclear en la Península Coreana.

    Lo testimonian los peligrosos guiones de guerra rectificados y completados cada año.

    Después de la firma del Acuerdo de Armisticio de Corea, los yanquis dijeron abiertamente que “hemos sufrido la derrota en la guerra coreana por no haber usado las bombas atómicas” y trazaron diversos planes de guerra nuclear suponiendo el uso de armas nucleares en la segunda guerra coreana.

    Entre ellos figuran los planes bélicos “8-53” y “10-54”, trazados a mediados de la década de 1950, el “plan de guerra de 9 días” en la década de 1970, el “otro de 3 días”, la “estrategia de ataque de agresión a la RPDC en las batallas aéreas y terrestres” y el “plan de guerra de 120 días” en la década de 1980, el “OPLAN 5027” y el “OPLAN 5027-98” en la década de 1990, etc.

   Aun en el nuevo siglo EE.UU. siguió tildando la RPDC de “eje de mal” y trazó y completó numerosos guiones de guerra de agresión a la inclusive el “OPLAN 5027-04”, que encarna la “estrategia de ofensiva relámpago”, el “OPLAN 5030” dirigido a inducir a alguien al “titubeo y derrumbe” mediante incesantes ejercicios militares y provocaciones militares, etc.

    EE.UU. adiestró tales planes de guerra nuclear a través de diversos simulacros anti-RPDC que se comenten cada año.

    Hasta 2007 realizó públicamente en el Sur de Corea los ejercicios militares en más de 13 mil 700 ocasiones, entre ellos, los simulacros militares conjuntos Sur de Corea-EE.UU. registran más de 900 veces y los otros cometidos por EE.UU. llegan a más de 2 mil 400 ocasiones.

    “Key Resolve” y “Foal Eagle” que se libran cerca de la RPDC, constituyen la continuación de los ejercicios de ataque de agresión a la RPDC y de ensayo nuclear.

    Los hechos demuestran claramente que EE.UU. es el autor de la agravación de tensión en la Península Coreana y el provocador y el agresor que perturba la paz y acarrea el peligro de guerra.

 

KCNA