El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar con solemnidad este miércoles en la Casa Cultural 25 de Abril el acto central por el 81º aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea, fuerzas armadas revolucionarias del Partido del Trabajo de Corea.

Asistieron a la ocasión Kim Yong Nam, Pak Pong Ju, Choe Ryong Hae y otros cuadros directivos del partido, el Estado y el ejército, los funcionarios de los organismos del partido y las fuerzas armadas, ministerios y órganos centrales, los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea y del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea, los funcionarios de los órganos, fábricas y empresas en esta capital, los beneméritos en el apoyo al ejército, familiares de los militares en servicio, trabajadores, representante de la sucursal del Frente Democrático Nacional Antiimperialista en Pyongyang y compatriotas en ultramar.

Fueron invitados los representantes diplomáticos de varios países y de organizaciones internacionales, miembros del Cuerpo de Agregados Militares, acreditados en Corea, y otros huéspedes extranjeros.

El informe de la ocasión estuvo a cargo del general de ejército del EPC Hyon Yong Chol, miembro suplente del Comité Central del PTC y jefe del Estado Mayor General del EPC.

El informante dijo que gracias a la fundación el 25 de abril del 21 (1932) de la Era Juche del Ejército Revolucionario Popular de Corea (ERPC), primeras fuerzas armadas revolucionarias de tipo jucheano por el Presidente Kim Il Sung, el pueblo coreano pudo tener por primera vez en la historia su propio ejército y desde entonces se inició la nueva era de la revolución coreana, iniciada, triunfada y avanzada con las fuerzas armadas.

Al formar el ERPC como grueso de la lucha por la liberación nacional en el fragor de la revolución antijaponesa, el Presidente venció el imperialismo japonés y liberó la patria, recordó y agregó que en la situación complicada de la construcción de la nueva patria, este gran hombre realizó sin demora la causa de construcción de las fuerzas armadas regulares y condujo a la victoria la Guerra de Liberación de la Patria, de modo que el EPC, ejército heroico, hiciera añicos el mito de “supremacía” del imperialismo norteamericano.

La autóctona causa de construcción del ejército se desarrolló en una nueva etapa elevada por la destacada política de Songun y destacada guía del Dirigente Kim Jong Il sobre la revolución mediante el Songun, dijo y continuó:

En la década de los 90 del siglo pasado, el Dirigente estableció la política de Songun como principal modo político socialista de acuerdo con la demanda de la realidad cambiada y la revolución en desarrollo y presentó por primera vez en la historia el EPC como grueso para el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche en el principio de “ejército primero, clase obrera después” y elevó al máximo la posición y papel del EPC.

Las fuerzas armadas revolucionarias coreanas, fortalecidas como invencible ejército del líder, el partido y el pueblo bajo la minuciosa atención del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il, devienen máxima herencia patriótica de los grandes Generalísimos.

Hoy día, el EPC acoge la era de prosperidad de su desarrollo bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un, Comandante Supremo del EPC.

El Mariscal presentó en el histórico pleno de marzo de 2013 del Comité Central del PTC la línea sobre el desarrollo paralelo de la construcción económica y la de las fuerzas armadas nucleares, lo cual es un acontecimiento especial que asegura la victoria final de la Revolución del Songun.

Debemos terminar con las fuerzas armadas del monte Paektu la batalla nuclear antiyanqui, reunificar la patria y lograr la victoria final de la construcción de un Estado próspero socialista y la causa revolucionaria del Juche.

Ahora Estados Unidos y los traidores surcoreanos acarrean el nubarrón de la guerra nuclear, pese a la reiterada advertencia de la RPDC.

En caso de que se desate otra vez la guerra no deseada debido a la imprudencia intolerable de los imperialistas yanquis y sus satélites, el ejército y pueblo de la RPDC pondrán el punto final a la historia de confrontación con EE.UU. y acogerá el día de reunificación de la patria.

KCNA