dprkvictory1953

La historia de más de 80 años de la heroica lucha del Ejército Popular de Corea deja sus huellas también en diversas localidades del mundo.

Al fundar el 25 de abril del 21 (1932) de la Era Juche las primeras fuerzas armadas revolucionarias de la nación coreana, el Presidente Kim Il Sung destacó la necesidad de formar el frente unido con las unidades chinas antijaponesas, según la cual el ejército revolucionario coreano apoyó activamente la lucha antijaponesa del pueblo chino.

En Louziogou, Dongningxiancheng, lago Jingbo, Fusong y otros lugares del Nordeste de China, se transmiten los episodios sobre los combates conjuntos de los ejércitos de Corea y China.

En la segunda mitad de la década de 1930, el ejército coreano libró muchas operaciones militares para defender el primer estado socialista bajo la consigna “¡Defendamos con armas la Unión Soviética!”

Después de la liberación de la patria, centenares de miles de cuadros militares y políticos y jóvenes sobresalientes pusieron de pleno manifiesto el heroísmo y el internacionalismo en varios campos de combate de la guerra de liberación nacional del pueblo chino, entre otras, el combate de liberación de Changchun y la operación de desembarco en la isla de Hainan Dao.

El presidente chino Mao Zedong y el premier Zhou Enlai dijeron con profunda emoción que en la bandera roja china con 5 estrellas, está empapada la sangre caliente de los comunistas coreanos.

Durante la Guerra de Liberación de la Patria (1950-1953) el heroico EPC rechazó la invasión del imperialismo norteamericano y después, apoyó con sinceridad la lucha de los pueblos progresistas del mundo aun en medio de las condiciones difíciles para defender el socialismo frente a las fuerzas aliadas imperialistas.

Los pilotos y otros militares coreanos, que tomaron parte en la guerra vietnamita, dieron un golpe despiadado a los yanquis.

El EPC manifestó su coraje también en el proceso de guerra del Medio Oriente de los pueblos de países árabes, como Egipto y Siria, que luchaban contra el sionismo.

Además brindó la cooperación activa a la construcción de defensa nacional en otros países de Asia, África y Latinoamérica para que ellos lograran su independencia nacional y defiendan su soberanía nacional.

Hoy día las fuerzas armadas revolucionarias de Corea, que gracias a la guía de los grandes hombres sin pares, cuenta con el poderoso disuasivo de guerra, como las armas nucleares diversificadas, los mísiles balísticos intercontinentales, están dispuestas a luchar en la delantera contra el imperialismo y por la victoria de la causa socialista y la de independencia de la humanidad.

KCNA