Kwangju3Aunque fue fracasado el Levantamiento Popular de Kwangju estallado hace 33 años en el Sur de Corea, se intensifica cada día más la lucha de los habitantes surcoreanos por la independencia antiyanqui y la democratización antifascista y contra la dominación dictatorial.

Así asevera el diario Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado este miércoles y continúa:

A través de la masacre de Kwangju, los habitantes surcoreanos vieron con ojos propios que Estados Unidos no es “protector” ni “benefactor” sino asesino cruel.

Desde entonces, creció bruscamente en Sur de Corea el ambiente de independencia antiyanqui.

Mientras EE.UU. sigue apoyando a las fuerzas militares fascistas y dictatoriales del Sur de Corea, resulta irrealizable la democratización que deseaban tanto los rebeldes valientes de Kwangju.

Pero, la justa lucha de los habitantes surcoreanos, que no se doblegaron ante la dominación dictatorial, trajo la caída de la dictadura de la connotada camarilla militar y el poder dictatorial “civil”.

Las actuales fuerzas gobernantes del Sur de Corea proceden de los pasados “poderes” dictatoriales que vinieron sofocando el anhelo del pueblo por la independencia, la democratización y la reunificación.

Proseguirá en el futuro también la lucha antiyanqui y antifascista del pueblo surcoreano por frustrar las maniobras de fuerzas gobernantes que repiten lo que hicieron sus antecesores.

 

 

KCNA