El portavoz del Departamento de Política del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 25 la siguiente declaración:

    El 23 de mayo, la presidenta títere del Sur de Corea, Park Geun-hye, volvió a mostrar abiertamente la malsana intención conflictiva anti-RPDC.

    En una audiencia sostenida aquel día con la comitiva del jefe del “Instituto de Asuntos Estratégicos” de Estados Unidos, Park dijo con adulonería que la RPDC ha venido haciendo un “juego” que agudiza la tensión de la Península Coreana y ahora pretende un nuevo “juego” llamado la línea de desarrollo paralelo de la construcción económica y la de fuerzas armadas.

    Y al censurar directamente la máxima dignidad de la RPDC, soltó los disparates atrevidos de que no se alcanzará la meta de la línea mencionada y actuó con absurdidad para imputar a la RPDC la responsabilidad de la agravación de la situación general de la Península Coreana.

    No es la primera vez tal disparate tan imprudente de Park.

    Desde aquellos momentos en que se desesperaba desvergonzadamente por ocupar el trono presidencial, Park vino recurriendo a la campaña conflictiva insultando gravemente a la RPDC con las palabras socarronas y absurdas.

    Estando insatisfecha con la escena política surcoreana deshonrada y sin saber nada de la opinión pública interna y externa, armó la campaña conflictiva durante su reciente visita a Estados Unidos en connivencia con ese amo gringo.

    Puesto que se ha revelado completamente la naturaleza conflictiva de Park, nos vimos obligados a cuestionarla.

    El ignorante debe ser callado, porque puede revelar su ignorancia y sufrir las desgracias inesperadas.

    En cuanto a la línea sobre el desarrollo paralelo de la construcción económica y la de las fuerzas armadas nucleares, que calumnió atrevidamente Park, es la gran continuación a una etapa más elevada de la línea sobre el desarrollo paralelo de la construcción económica y la de la defensa nacional, presentada en la década de los 60 del siglo pasado para hacer frente a la situación severa de aquel entonces.

    La hemos desarrollado de acuerdo con la demanda de la crisis actual a punto de la guerra, creada por EE.UU.

    Con esta línea, que no puede presentar ningún país, el ejército y pueblo coreanos están levantando un paraíso socialista y la RPDC ostenta el gallardo aspecto de la potencia ideo-política y militar con armas nucleares, admirada, envidiada y temida por todo el mundo.

    Gracias a esta línea estratégica, defendemos con firmeza la soberanía, dignidad y seguridad de la nación frustrando paso a paso los incesantes chantajes nucleares y las maniobras de agresión de EE.UU.

    Pero, Park Geun-hye no se da cuenta ni en lo mínimo del gran significado de esa línea estratégica cuya justeza y vitalidad fueron comprobadas plenamente durante varios decenios pasados.

    Es por eso que maldice que “no se puede vivir junto con armas nucleares del Norte (de Corea)”, “el Norte debe mostrar primero el movimiento de cambio de renunciar las armas nucleares” y “las armas nucleares no pueden asegurar la vida de los habitantes”, y llegó a acusar que “la línea sobre el desarrollo paralelo es un juego”.

    Si es una presidenta, debe sondear el propósito político de la contraparte y conocer de su disposición militar, antes de cambiarse de la falda y traje de civil por pantalones y el uniforme militar.

    Aunque pasaron pocos días desde cuando Park ocupó Chongwadae, pero son incontables los hechos de que ella mostró su naturaleza conflictiva anti-RPDC.

    En esta oportunidad, nos vimos obligados a llamar la atención a Park y otros gobernantes surcoreanos en actual mandato.

    Cuanto más recurren a la locura conflictiva anti-RPDC soltando los disparates insultantes, tanto más sufrirán sólo la vergüenza y el arruinamiento.

    Park y otros gobernantes surcoreanos deben ver correctamente la corriente de la época y parar los actos anacrónicos.

    Si resucitan por dentro la dictadura fascista de “Yusin”, y por fuera, venden la dignidad nacional y se entregan a la confrontación fratricida aferrándose a las fuerzas extranjeras, no podrán evadir el destino trágico de los presidentes títeres anteriores.

    Park Geun-hye debe recordar con seriedad por qué el dictador de Yusin fue asesinado por el ataque de armas y por qué su antecesor Lee Myung Bak vive como un cadáver vivo.

    La RPDC observará agudamente el movimiento posterior de Park y otros gobernantes actuales del Sur de Corea.

KCNA