El secretario general de la Asociación de Amistad Franco-Coreana, en una entrevista con la radio Voz de Camerún sostenida el 14 de junio, denunció la política hostil de Estados Unidos contra la República Popular Democrática de Corea.

    La RPDC posee poderosas fuerzas militares como parte del disuasivo frente a las tropas norteamericanas emplazadas en la región del Nordeste Asiático, aseveró y continuó:

    Y tiene suficientes medios disuasorios capaces de enfrentarse a la amenaza de EE.UU. y el Sur de Corea.

    La política de las fuerzas armadas nucleares de la RPDC fue optada por no haberse garantizado la paz de la Península Coreana.

    Este país demandó a EE.UU. establecer el sistema de aseguramiento de la paz duradera sustituyendo el Acuerdo de Armisticio por el de paz.

    El problema de Corea fue generado no por los intereses de la RPDC sobre las armas nucleares sino por las permanentes y artificiales maniobras hostiles anti-RPDC de EE.UU.

    EE.UU. no reconoce el régimen de la RPDC y viola la soberanía de ésta.
Le obligó a poseer las armas nucleares y crea en el Sur de Corea el terror con las reacciones en cadena.

    Por otra parte, el periódico nepalés Charcha, en su artículo fechado 17 de junio intitulado “La justicia vencerá”, subraya que la amenaza nuclear de EE.UU. a la RPDC, poseedora de armas nucleares, empujó a ésta al borde de la guerra nuclear.

KCNA