El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar el día 8 en la capitalina Casa Cultural 25 de Abril el acto central por el 65º aniversario de la fundación de la República Popular Democrática de Corea.

Asistieron Kim Yong Nam, Pak Pong Ju, Choe Ryong Hae y otros cuadros directivos del partido, el Estado y el ejército, los presidentes de partidos amigos, los diputados a la Asamblea Popular Suprema, los funcionarios de los organismos del partido, las fuerzas armadas y el poder, entidades sociales, ministerios y órganos centrales, los oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea y del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea, los funcionarios de las instituciones de ciencia, educación, literatura y arte, salud pública, prensa e información, beneméritos laborales, trabajadores capitalinos, compatriotas y delegaciones y grupos de visita en la patria socialista y el representante de la sucursal del Frente Democrático Nacional Antiimperialista en Pyongyang.

Fueron invitados representantes diplomáticos y de organizaciones internacionales y agregados militares, acreditados en Corea.

El informe de la ocasión estuvo a cargo de Kim Yong Nam, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del PTC y presidente del Presidium de la APS de la RPDC.

El informante destacó que la RPDC es el Estado socialista de tipo jucheano, que brilla por la original idea y las proezas de dirección del Presidente Kim Il Sung y del Dirigente Kim Jong Il en materia de la construcción del Estado, y sirve de fuerte arma que garantiza la dignidad independiente del pueblo coreano y la prosperidad nacional.

Después de la liberación de la patria, el Presidente asentó la firme base de la construcción de un Estado independiente y soberano, y a base de ello, proclamó el 9 de septiembre del 37 (1948) de la Era Juche la fundación de la RPDC, recordó y continuó:

La fundación de la RPDC fue un gran acontecimiento histórico que permitió al pueblo coreano tener por primera vez en la historia nacional de cinco milenios su verdadera patria y disfrutar de una vida libre y feliz como dueño del poder estatal.

Bajo la probada y destacada guía del Presidente y del Dirigente, la RPDC se ha fortalecido como potencia socialista invicta enarbolando la bandera revolucionaria del Juche.

La RPDC es el verdadero país del pueblo que encarna con brillantez el noble ideario Iminwichon (considerar al pueblo como el cielo) de los grandes Generalísimos.

Estos grandes hombres hicieron que el poder de la República tomara Iminwichon como ideal fundamental de la construcción del Estado y subordinaran todas sus líneas y políticas y actividades a defender las demandas e intereses de las masas populares y a asegurar al pueblo suficientes condiciones de vida material y cultural.

Gracias a la probada orientación de ellos, la RPDC ha materializado satisfactoriamente la política de amor y confianza en el pueblo, de modo que todo el país se convierta en una gran familia armoniosa y unida.

La RPDC es el Estado socialista con fuerte carácter Juche y la nacionalidad.

El Presidente y el Dirigente tomaron por el principio fundamental mantener el carácter Juche, la nacionalidad y la línea independiente en la construcción y actividades del Estado y condujeron sabiamente las labores para llevarlo a cabo.

La RPDC es la potencia del monte Paektu que sale victoriosa y exalta su poderío con el Songun.

El Presidente y el Dirigente, exploradores y líderes de la revolución del Songun, prestaron la atención primordial a los asuntos militares durante todo el período de su guía al país y concentró la fuerza en consolidar el poderío militar en cada período y cada etapa de la revolución.

Bajo la guía de los grandes Generalísimos, la RPDC defendió honrosamente la libertad y la independencia de la patria, tras aniquilar a los imperialistas norteamericanos que pretendían derrocar en su cuna este país del pueblo con menos de dos años de fundación en aquel entonces, y logró victoria tras victoria en la confrontación con el imperialismo sin detonaciones y defendió con firmeza la soberanía nacional y las conquistas de la revolución.

Gracias a la destacada idea y la enérgica orientación de los grandes Generalísimos, se han preparado las guías programáticas como las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria y las fuertes fuerzas del movimiento por la reunificación, se ha allanado la era de reunificación del 15 de Junio y se abrió la radiante perspectiva para la reintegración territorial del país.

Hoy día, la RPDC abre una nueva era dorada de la construcción de un Estado próspero socialista, siguiendo la guía del Mariscal Kim Jong Un.

Enaltecer a Kim Il Sung y Kim Jong Il como eterno Líder de la revolución, eterno Presidente de la RPDC y eterno Presidente del Comité de Defensa Nacional y lograr la histórica causa de la construcción de un Estado próspero socialista y la reunificación de la patria, bajo la orientación del Mariscal, constituyen el noble deber del ejército y pueblo coreanos.

Todos los militares y civiles deben registrar un nuevo auge en la marcha general de hoy por la construcción de la potencia económica y la mejora de las condiciones de vida del pueblo, poniendo de pleno manifiesto el indoblegable fuerza espiritual, y construir mucho más creaciones de eterna duración con el poderío de acción conjunta entre el ejército y el pueblo para que repercuten las vivas del socialismo y las risas felices del pueblo en todo el país.

KCNA