50 mil obreros gremiales de la Confederación de Sindicatos Surcoreanos (CSS) sostuvieron el día 10 en la Plaza de Seúl el “mitin nacional obrero de 2013”.

    Kim Myong Hwan, titular del sindicato de ferrocarril, criticó que Park Geun-hye está enfrascada en privatizar el ferrocarril, electricidad y gas y otras ramas faltando a sus promesas electorales.

    Condenó que el “gobierno” de Park, que revirtió lo todo al período de “Yusin”, es el culpable que destruye la democracia y depaupera la vida del pueblo.

    Kwon Jae Dong, jefe de la dirección regional de Seúl del Sindicato de Funcionarios Públicos, reveló que las autoridades reprimen ferozmente a su gremio para eludir las crecientes críticas por el incidente de intervención ilícita del Servicio Nacional de Inteligencia en las pasadas elecciones presidenciales, e insistió en que ellas no podrán ocultar jamás la verdad.

    So Jung Hyon, profesor de la sucursal del Sindicato Nacional de Enseñantes en la provincia de Chungchong del Norte, juró no parar nunca la lucha por la educación verdadera diciendo que su organización se amplía cada vez más pese a la represión del “gobierno” de Park.

    Ri Kwang Sok, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Campesinos, puntualizó que los campesinos lucharán contra la tiranía de Park Geun-hye que resucita la dictadura de “Yusin” de Park Chung Hee.

    Sin Sung Chol, presidente de la CSS, declaró que la CSS desplegará intensamente la lucha por rechazar la gobernación centrada en plutocracia si el “gobierno” sigue violando los derechos principales de los obreros.

    Exhortó a todas las fuerzas progresistas a unirse como un solo hombre y luchar contra la destrucción de democracia, el incumplimiento de promesas electorales y la represión a los obreros.

    Terminado el mitin, los participantes desarrollaron un desfile.

    Las autoridades de seguridad pública dieron un clima de represión feroz movilizando a más de 10 mil policías de 120 compañías que usaban el cañón lanza-aguas.

    El día 9, tuvo lugar en Youido la lucha por acabar con el subempleo.

KCNA