El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar el día 17 en el Teatro Moranbong el concierto de recordación intitulado “Kim Jong Il siempre está vivo como el Sol” ofrecido por la Orquesta Sinfónica Nacional con motivo del 2º aniversario del fallecimiento del Dirigente Kim Jong Il.

Lo presenciaron los cuadros directivos del partido, el Estado y el ejército, el presidente de partido amigo, los funcionarios del Consejo de Ministros y de las instituciones de las fuerzas armadas, los funcionarios beneméritos en materializar la causa de eternidad del líder y los trabajadores.

A la ocasión fueron invitados las delegaciones e individuos de los coreanos residentes en ultramar, los relacionados con las actividades revolucionarias del Dirigente, el representante de la sucursal de Pyongyang del Frente Democrático Nacional Antiimperialista (FDNA), los matrimonios de los delegados diplomáticos y de organizaciones internacionales de varios países, los de los agregados militares acreditados en Corea.

En la escena se pusieron el concierto para piano “Al camarada Kim Jong Il“, el tercer movimiento “El General es el hijo de la guerrilla” y el cuarto “¿Dónde está el querido General?” de la suite sinfónica, “¡Corea, te haré grande!”, etc.

Los ejecutantes elogiaron la vida revolucionaria y hazañas inmortales del Dirigente quien nació como hijo de la guerrilla en el Paektu, monte sagrado de la revolución y se abnegó por llevar a feliz término la causa revolucionaria de Juche durante decenios.

En el poema sinfónico “No tiene fin la añoranza”, el coro y música orquestal “Kim Jong Il siempre está vivo como el Sol” y otras piezas, demostraron bien que el Dirigente estará para siempre junto con nosotros y es infinita la confianza de todos los militares y civiles en el Mariscal Kim Jong Un.

Conmovió a todos los espectadores la melodía solemne de la música orquestal “Himno a la Patria” que refleja el amor a la patria socialista y el firme juramento de todo el ejército y pueblo del país de dedicar todo lo suyo por la patria más preciosa que otros.

KCNA