El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar el día 8 en el Palacio de Deportes de Pyongyang el juego de baloncesto entre el equipo de estrellas compuesto por los ex jugadores de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA en inglés) de Estados Unidos, que realiza una visita a la República Popular Democrática de Corea para el intercambio de deporte, y el otro coreano Hwaebul.

    Para verlo concurrieron ahí los aficionados al deporte, trabajadores de diversos estratos, jóvenes, estudiantes, matrimonios de los representantes diplomáticos, de organizaciones internacionales y de agregados militares, miembros de embajadas acreditados en Corea, huéspedes extranjeros y compatriotas en ultramar.

    El Mariscal llegó al palacio junto con Ri Sol Ju.

    Él fue acogido cálidamente por Dennis Rodman, ex jugador de NBA.

    Dio bienvenida a los jugadores norteamericanos y dijo que el presente partido sirve de motivo magnífico que promueve el entendimiento entre los pueblos de los dos países.

    Rodman dirigió regalo lleno de sinceridad al Mariscal en reflejo de su infinita veneración.

    Antes del inicio del partido, él destacó que durante su estancia aquí se sintió de que el pueblo coreano estima mucho al Mariscal.

    Cantó en tono lleno de respeto y veneración hacia el Mariscal emocionando a los espectadores.

    Ese día, el juego se realizó dividido en cuatro rounds: primeros dos rounds entre el equipo coreano Hwaebul y el otro norteamericano compuesto por estrellas de NBA y otros dos rounds, entre los equipos mixtos.

    También Rodman participó en el partido llevando al clímax el clima del juego.

    Al final, el equipo coreano venció al norteamericano por 47:39 y el equipo blanco doblegó al verde por 63:54.

    Se otorgaron copas y medallas conmemorativas a los jugadores de los dos equipos.

    Concluido el partido, el Mariscal se reunió con los jugadores de ambos equipos.

    Apuntó que vio juego maravilloso y deseó que durante su permanencia los jugadores norteamericanos pasen días agradables.

    El Mariscal se fotografió junto a los jugadores norteamericanos.

    Pak Pong Ju, Choe Ryong Hae y Kang Sok Ju vieron el juego junto con sus esposas.

KCNA