El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    Continuó en este monte pintoresco el encuentro entre los familiares y parientes que viven separados en el Norte y el Sur de Corea debido a la división nacional impuesta hace mucho tiempo por las fuerzas extranjeras.

   El día 23, ellos compartieron abrazados los sentimientos fraternales intercambiando saludos.

    Recordando la vida feliz y digna que llevan en el regazo de la patria, los participantes norcoreanos contaron a los consanguíneos surcoreanos cuán grata es la patria socialista.

    Los surcoreanos se quedaron conmovidos viendo las órdenes y medallas que recibieron aquéllos mientras trabajaban con abnegación por la prosperidad del país.

    Este día, la Sociedad de la Cruz Roja del Sur de Corea ofreció un banquete en honor de los participantes.

    Al despedirse, ellos prometieron realizar ingentes esfuerzos por lograr la reunificación de la patria según el ideal “Entre nosotros, los connacionales” para adelantar el día en que puedan vivir juntos en el territorio reunificado.

KCNA