Los títeres surcoreanos hicieron el 23 de marzo en el campo de tiros Anhung de Thae-an de la provincia de Chungchong del Sur el no oficial ensayo de lanzamiento de misiles balísticos y lo dieron a la publicidad a más de 10 días desde aquel día.

    En la actualidad, las prensas surcoreanas anuncian tanto que salió exitosa la prueba del lanzamiento de misil balístico con el alcance de 500km, desarrollado con la tecnología foránea.

    Además hablan tanto de que toda la extensión de la RPDC excepto la provincia de Hamgyong del Norte podrá ser puesta en la esfera de golpe si tales misiles se incorporen en combate el próximo año.

    Al respecto, el portavoz de las fuerzas estratégicas del Ejército Popular de Corea dio el día 5 la siguiente respuesta al reportero del Periódico Joson Inmingun:

    Es ridículo el hecho de que los títeres surcoreanos dicen como si hubieran hecho una gran cosa con el lanzamiento de misiles con el alcance de 500km y de que hayan publicado hoy la prueba de lanzamiento de tal misil que estaba en oculto hasta la fecha.

    Como trascendidos, las unidades de fuego de las fuerzas estratégicas del EPC realizaron desde la segunda quincena de febrero hasta finales de marzo el normal entrenamiento de lanzamiento de cohetes.

    Entonces, los títeres surcoreanos armaron campaña junto con su amo gringo como si nuestros cohetes hubieran caído en el centro de Seúl.

    Se desesperaron a aplicar otra nueva “sanción” a la RPDC calificando ese lanzamiento de “violación de resolución de la ONU” y “provocación”.

    En estos días, resuenan sin parar en suelo surcoreano las voces de censura sobre la miserable reacción militar de los títeres sobre el normal entrenamiento de disparo marítimo de artillería de nuestro ejército.

    Además de eso, ocurrió el caso de drones, lo cual degradó más la honra de los títeres que se hallaban en aprieto.

    A las autoridades títeres, que están en un lío por tal disparo marítimo de artillería ejecutado en zona marítima candente del frente suroeste y el caso de drones, les necesitaba un remedio para salvar la situación.

    Por eso, ellas trataron de mitigar la censura y la burla crecientes describiendo como un “gran éxito” la prueba de lanzamiento de misiles realizada a puertas cerradas.

    Pero, no pudieron liberarse de su situación miserable sino sufrieron la vergüenza.

    Los hombres están ansiosos de saber cómo reaccionaría EE.UU. sobre la publicación de lanzamiento de misiles de los títeres surcoreanos porque la posición del imperio norteamericano sobre nuestro entrenamiento de lanzamiento de cohetes y el otro de ensayo de misiles de los títeres, realizados en la Península Coreana, ayudará a evaluar otra vez la pauta y el modo de acción a estilo norteamericano.

    Aunque tengan 10 bocas, los títeres surcoreanos no podrán cuestionar el ejercicio de derecho a autodefensa de la RPDC como el lanzamiento justo de cohetes.

    Los títeres surcoreanos deben darse clara cuenta de que su posición va siendo más miserable por su campaña de confrontación fratricida.

    También el imperio norteamericano no deberá hablar atrevidamente de las medidas de la RPDC que toma para fortalecer el disuasivo autodefensivo.

KCNA