La Federación Sindical Mundial y los sindicatos de Nueva Zelanda, España, Portugal, Jamaica, Argentina y Estados Unidos, incluyendo la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la Central del Sindicato de la India y la Central de Trabajadores de Brasil, publicaron el día 2 la declaración solidaria conjunta para la paz en la Península Coreana.

    La nota señala que la República Popular Democrática de Corea tomó este año una tras otra las medidas de iniciativa y pacifistas para suspender la difamación y calumnia entre el Norte y el Sur de Corea, cesar todos los actos militares hostiles y prevenir el desastre nuclear.

   Sin embargo, -continúa, la Península Coreana se encuentra ahora en la situación grave debido a las cada día más imprudentes acciones bélicas de EE.UU. y las fuerzas hostiles contra la RPDC.

    Recuerda que cuando llegaban al clímax los tristemente célebres ejercicios militares conjuntos Foal Eagle, tuvo lugar el entrenamiento de desembarco combinado Ssangryong, seguido de la maniobra aérea Max Thunder de mayor dimensión en la historia para adiestrar el ataque aéreo total contra la RPDC tomando como teatro operacional el cielo de toda la región del Sur de Corea.

    Agrega que eso demuestra que se torna cada vez más brutal la criminal política hostil a Corea de EE.UU. tendente a privar a ella los derechos de Estado soberano y atropellarla a toda costa mediante la “sanción” internacional y la presión militar.

    Urgimos fuertemente a EE.UU. que acepte los proyectos sinceros y racionales de la RPDC para mejorar las relaciones Norte-Sur y lograr la reunificación de la patria según el ideal “Entre nosotros, los connacionales” y cancele de inmediato la política hostil a la RPDC y todas las medidas derivadas de la misma, acota.

    Expresamos el apoyo total y la solidaridad con la justa lucha del pueblo y los trabajadores coreanos por alcanzar la reunificación del país, la paz y la prosperidad, concluye.

KCNA