La Comandancia del Frente Sudoeste del Ejército Popular de Corea hizo pública el día 23 la siguiente información:

    Llega al cielo el ánimo de venganza de todos los oficiales y soldados de la Comandancia del Frente Sudoeste del Ejército Popular de Corea, decididos a castigar implacablemente a los gángsteres militares de Park Geun-hye que dispararon balas y bombas hacia los buques del EPC en guardia rutinaria y los barcos pesqueros pacíficos de China.

    En tales circunstancias, los gángsteres del círculo militar surcoreano engañan la opinión pública difundiendo un rumor mentiroso e hipócrita sin volverse en sí todavía.

    Por la tarde del día 22, iniciaron una propaganda mentirosa hablando como si la parte Norte hubiera disparado proyectiles contra buques surcoreanos en las cercanías de la isla Yonphyong y la parte Sur hubiera abierto el fuego de respuesta.

    Para colmo, para justificar sus mentiras con el fin de tildar al EPC de “provocador”, enviaron el llamado aviso de advertencia a nombre del delegado jefe de la parte Sur a las conversaciones militares a nivel de general Norte-Sur acusando al EPC como si éste hubiera “cometido la provocación de fuego” violando frontalmente el Acuerdo de Armisticio y el Acuerdo Norte-Sur.

    Pero, se ha confirmado el hecho de que los buques de fuerzas navales surcoreanas, infiltrados en lo profundo de las aguas jurisdiccionales de la parte Norte de Corea pasando la línea de guardia marítima bajo el pretexto de controlar los barcos pesqueros pacifistas de China, abrieron primero el fuego y lo describieron como cañonazo de la parte Norte.

    Esta conducta gangsteril del círculo militar surcoreano, que inventa el absurdo rumor de “cañonazo” del EPC sobre el primer fuego de sí mismo, demuestra a qué grado llega la fiebre conflictiva de la banda de Park Geun-hye.

    El acto provocador de primer fuego no será ocultado ni perdonado.

    Todos los oficiales y soldados de la Comandancia del Frente Sudoeste del EPC están dispuestos a frustrar rotundamente, en nombre de toda la nación coreana, las provocaciones de los gángsteres militares surcoreanos.

    El odio y la voluntad de castigo de los oficiales y soldados de la Comandancia del Frente Sudoeste del EPC, que crecen con el paso del tiempo, convertirán la zona marítima candente del Mar Oeste en la primera tumba de la camarilla militar de Park Geun-hye.

KCNA