Tuvo lugar hoy en el Tribunal Supremo de la República Popular Democrática de Corea el juicio a Kim Jong Uk, agente del Servicio Nacional de Inteligencia del Sur de Corea, detenido cuando intentaba infiltrarse en Pyongyang tras cruzar ilegalmente las fronteras para cometer los actos hostiles contra la RPDC.

    Los trabajadores de diferentes estratos participaron en calidad de observadores.

    Ante todo, se revisó en el juicio el registro del caso referente a los artículos no. 60, 64, 62 y 221 de código penal de la RPDC correspondientes a los delitos del acusado Kim Jong Uk tales como la conspiración para el derrocamiento estatal, el espionaje, la propagación antiestatal y el paso ilegal de fronteras. Y se presentó el acta de acusación sobre la confirmación de crímenes.

    En el proceso de averiguación, el acusado reconoció todos sus crímenes de haber perpetrado los actos religiosos anti-RPDC difamando astutamente la máxima dignidad de la RPDC, seducido a los norcoreanos al Sur de Corea, realizado el espionaje contra la RPDC y tratado de infiltrarse en Pyongyang tras cruzar ilegalmente la frontera para establecer las organizaciones religiosas clandestinas y coleccionar así los datos internos de la RPDC.

    Seguidamente hubo las palabras de testimonio de los testigos.

    El perito presentó las materias de prueba como los libros religiosos, las memorias flash, videos pornográficos y los aparatos de espionaje que el acusado llevaba para emplearlos en sus actos criminales.

    El fiscal publicó el acta de acusación.

    La nota señala que los crímenes del acusado deben someterse a la severa sentencia según las leyes de la RPDC porque violaron flagrantemente la seguridad del régimen socialista y del estado y el orden de entrada de fronteras de la RPDC y propuso al tribunal condenarle a muerte.

    En su nota de defensa, el abogado puntualizó que si bien es grave la consecuencia de crímenes del acusado, éste se arrepintió sinceramente de sus crímenes y pidió disculpas.

    Para que en el futuro el acusado se reflexione más profundamente de sus crímenes presenciando personalmente un Estado próspero socialista y tomando en consideración el hecho de que el acusado ayudó a los norcoreanos corporalmente incómodos y es un miembro de la nación, el abogado propuso al tribunal dictar no la pena capital sino otra condena.

    Se publicó la decisión judicial.

    Quedó condenado al acusado el trabajo reeducativo perenne.

    Los crímenes de Kim Jong Uk, siendo producto de la confrontación fratricida de la banda traidora títere del Sur de Corea en contubernio con las fuerzas ajenas, dan a conocer claramente que si uno se adhiere a esas tentativas se opondrá al ardiente deseo de la nación de dar punto final a la intervención de fuerzas extranjeras y construir un Estado reunificado y próspero bajo el ideal de “Entre nosotros, los connacionales” y al final se someterá a la sentencia de la historia.

KCNA