phanmunjom713 Con motivo del 20º aniversario del último autógrafo dejado por el Presidente en un documento relativo a la reunificación de la patria, el gobierno de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 7 la siguiente declaración:

    Hoy en día, la causa de nuestra nación coreana para la reunificación de la patria sufre grandes dificultades y pruebas debido a los siniestros desafíos e impedimentos de las fuerzas internas y externas anti-reunificación.

    Partiendo del único deseo de amor a la patria y la nación de vencer las dificultades interpuestas ante nuestra nación en la actualidad, mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur de Corea y abrir una nueva coyuntura de viraje en la realización de la reunificación independiente, el gobierno de la RPDC declara como lo siguiente:

    1. El Norte y el Sur deben poner fin al temerario estado hostil y de confrontación y abrir el camino de reconciliación y la unidad.

    Actualmente, en la Península Coreana, han llegado a un último extremo la hostilidad y la confrontación, debido a lo cual perdura la situación grave en que tal insignificante palabra y fricción puedan provocar un peligroso conflicto y la derrota nacional.

    No deben estar con brazos cruzados ante esta situación trágica que por innecesarios conflictos políticos entre los connacionales, causará una catástrofe de la nación en este periodo importante en que todos los coreanos deben unirlas fuerzas e inteligencias para la causa común de la nación.

    Por el destino de la nación, el Norte y el Sur deben abrir el camino de mejoramiento de las relaciones con nuevo punto de vista y posición.

    Las autoridades surcoreanas deben tomar la decisión audaz de cambiar la política de confrontación fratricida en la de reconciliación y alianza con el Norte, al abandonar el anacrónico ideal hostil.

    Y deben suspender todos los ejercicios de guerra contra la RPDC en contubernio con las fuerzas exteriores, producto concentrado de la política hostil a los connacionales.

    Si las autoridades surcoreanas tienen la voluntad sincera de mejorar las relaciones íntercoreanas, deberán respetar y cumplir los acuerdos comunes del Norte y el Sur inclusive la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, preparadas por las cumbres N-S.

    2. El Norte y el Sur deben rechazar la dependencia de las fuerzas foráneas y resolver todos los problemas entre los connacionales.

    En cualquiera ocasión, el Norte y el Sur no deben ser víctimas de las fuerzas extranjeras que quieren sacar lucros en la división de nuestro país.

    El Norte y el Sur deben resolver todos los problemas entre las connacionales conforme al interés común de la nación partiendo de la posición de dar prioridad, importancia y unidad a la nación.

    El Norte y el Sur no deben permitir todas las acciones injustas de las fuerzas extranjeras tendentes a intervenir en los asuntos internos de la nación, y enfrentarse en común a ellas.

    La RPDC tomará las manos de cualesquiera personas inclusive las autoridades surcoreanas, si están en la posición de resolver el problema de relaciones íntercoreanas, el de reunificación de la patria, conforme a la aspiración y anhelo de la nación.

    3. El Norte y el Sur deben aspirar al racional proyecto de reunificación que es aplaudido por todos los connacionales y garantiza la prosperidad conjunta de la nación.

    Se eleva día a día la aspiración y demanda de todos los coreanos de lograr la reunificación según el sistema federal en la realidad de nuestro país, donde existen las ideologías y regímenes diferentes.

    En la Declaración Conjunta del 15 de Junio, el Norte y el Sur reconocieron que hay la comunidad entre la propuesta de federación en la etapa baja de la parte Norte y la de confederación de la parte Sur y acordaron dirigirse en el futuro a la reunificación en ese rumbo.

    El Norte y el Sur deben promover activamente la coexistencia, la coprosperidad y el interés mutuo al esforzarse por concretar y realizar el proyecto de reunificación a manera de federación y confederación.

    4. El Norte y el Sur deben crear el ambiente favorable a la mejora de relaciones.

    En la actualidad, crear activamente el ambiente favorable a la reconciliación y la unidad es la premisa imprescindible para mejorar las relaciones íntercoreanas empeoradas al extremo.

    Hay que poner punto final primero a la difamación de toda índole que genera el malentendido y la desconfianza.

    Hace falta disolver las medidas legales e institucionales que impiden el lazo fraternal íntercoreano y el amor entre los compatriotas y abrir el camino de contacto, viaje, cooperación y diálogo.

    Se debe concluir cuanto antes la situación anormal del Sur de Corea donde debido a la campaña de “purga a las fuerzas pro-Norte” se viola la ansiedad de reunificación de diversos estratos y se inculca la concepción hostil anti-RPDC.

    Si se realizan las posiciones de principios y las medidas de buena fe de la RPDC arriba mencionadas, se preparará un motivo de viraje en normalizar las empeoradas relaciones íntercoreanas, aliviar la situación de la Península Coreana y lograr la reconciliación y unidad nacionales.

    Expresamos la esperanza de que todos los compatriotas apoyen activamente y las autoridades surcoreanas respondan a la posición de principios del gobierno de la RPDC al partir de su noble responsabilidad de abrir el nuevo camino de las relaciones N-S y la reunificación independiente.

KCNA