El Mariscal Kim Jong Undirigió recientemente la competencia de examen del fútbol masculino de la selección nacional que participará en los XVII Juegos Asiáticos. Esta noticia produce ahora grandes repercusiones dentro y fuera del país.

El Mariscal dijo que la participación de nuestros jugadores en los XVII Juegos Asiáticos será un motivo importante para mejorar las relaciones íntercoreanas y eliminar la desconfianza entre ambas partes coreanas y enfatizó que en esa cita, los deportistas deben contribuir mucho a la reconciliación y la unidad de la nación. Estas palabras hacen constar a todos los compatriotas su férrea voluntad de reunificación y su noble amor por la nación.

La decisión sobre la participación de la selección nacional y el grupo de hinchas de la RPDC en los XVII Juegos Asiáticos refleja el noble propósito de aumentar el ambiente festivo de esa cita deportiva auspiciada por la parte connacional, aun en medio de la tensa situación y la aguda confrontación Norte-Sur, y convertirla en un hito importante para la mejora de relaciones íntercoreanas y la eliminación de desconfianza.

El portavoz del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP), en su declaración fechada 23, señala que ahora la RPDC acelera los preparativos de la participación en los XVII Juegos Asiáticos esperando que la presencia de la selección nacional y el grupo de hinchas norcoreanos aumente más el holgorio del evento y contribuya mucho a mejorar las relaciones íntercoreanas en ruptura y fomentar la reconciliación y unidad nacionales.

En las recientes conversaciones de trabajo, la RPDC ha presentado propuestas más realistas y racionales sobre los problemas prácticos, tales como la dimensión de la selección nacional y el grupo de hinchas, la ruta de viaje y los medios de transporte, el uso de albergue y el estímulo a los jugadores, observando las costumbres internacionales y tomando en consideración la situación actual de ambas partes coreanas, afirma la nota y continúa:

En cuanto a los gastos de estancia, hemos previsto anclar nuestro barco en el puerto de Inchon para el hospedaje y la comida a fin de restar las cargas de la parte Sur.

Malgastar el tiempo censurando la participación de la selección nacional y el grupo de hinchas norcoreanos sin comprender la bondad y los esfuerzos de nuestra parte es un proceder vergonzoso que buscará las críticas de los nacionales y extranjeros.

Si ambas partes coreanas censuran una a la otra en los problemas irrisorios en la situación actual en que las relaciones bilaterales se encuentran en la peor fase, no se podrá resolver nunca muchos problemas complicados pendientes entre ambas partes.

Si se produce el incidente anormal de la no participación de los jugadores e hinchas de la RPDC en la competencia internacional que se efectuará en Inchon, territorio coreano muy cerca de la línea de demarcación militar, esto será una afrenta irreparable para toda la nación y las generaciones venideras.

Nadie debe tener el malsano intento de abusar de puras actividades deportivas en los fines políticos.

Al paralelo de la ola deportiva que recorre ahora todo el país, se elevan más la esperanza y la atención de habitantes norcoreanos a los jugadores e hinchas que tomarán parte en los XVII Juegos Asiáticos.

Las autoridades surcoreanas no deben perder esta oportunidad magnífica ni sospechar ni tratar con hostilidad nuestra voluntad sincera de contribuir a la reconciliación y unidad nacionales mediante la participación en esa cita deportiva.

Trataremos con paciencia este asunto desde el punto de vista de contribuir al fomento de la reconciliación y unidad nacionales y de la amistad y paz con los países de Asia y el mundo.

KCNA