El Jardín de la Infancia de Kyongsang en la avenida Changjon de esta capital forma a muchos músicos prometedores.

    Ahí se imparte la educación para los niños de edad preescolar en excelente ambiente de pedagogía.

    Los niños obtienen la noción correcta sobre los fenómenos naturales y enriquecen sus conocimientos mediante juegos intelectuales.

    Las asistentes elevan la capacidad de juicio de los niños y les mejoran la perceptibilidad de la música.

    Los niños del Jardín de la Infancia de Kyongsan sobresalen en el toque de piano y guitarra de las escenas mundiales.

    Las asistentes planifican bien sus labores docentes de acuerdo con el estado de psicología y edades de los infantes.

    Se puede ver en avenidas capitalinas los autobuses suministrados por el Estado que transportan a los niños al jardín de infancia.

KCNA