Hace poco los belicistas títeres surcoreanos acordaron con su amo gringo posponer 6-7 años más el tiempo de traspaso del mando de operaciones en el tiempo de guerra.

Insatisfechos con ello, mendigaron a Estados Unidos que no ponga en claro el período arriba mencionado en el acuerdo que se publicará en la próxima reunión consultiva anual de seguridad.

Así comienza el periódico Minju Joson en un comentario individual de este martes y continúa:

Tal planteamiento deviene el producto de la intriga criminal para perjudicar a los connacionales en contubernio con EE.UU.

Lo más intolerable es que con motivo de este acuerdo se torna más abierta la connivencia militar EE.UU.-Sur de Corea.

En la actualidad, EE.UU. incita a los títeres surcoreanos a la provocación de guerra de agresión contra la República Popular Democrática de Corea procediendo como si fuera una gran caridad el permiso de reaplazar el tiempo arriba referido.

A costo de reaplazamiento del tiempo en cuestión, los belicistas surcoreanos introducen mucho más los pertrechos bélicos de EE.UU., se incorporan activamente en el sistema de defensa antimisil y da aprobación a dejar tal como es las tropas agresoras norteamericanas en la zona cercana de la Línea de Demarcación Militar.

El crimen de la banda traidora surcoreana que lleva el nubarrón de guerra nuclear a los coreanos pagará sin falta el precio caro.

KCNA