Frente al virus de Ebola que se transmite rápido a varias regiones del mundo, se toman las medidas estatales en Corea.

Se establece en el centro y las localidades el sistema antiepidémico.

El comité estatal de prevención emergente compuesto por el Ministerio de Salud Pública, el de Agricultura, el del Trabajo, el del Ferrocarril y otras unidades relacionadas controlan y dirigen la labor preventiva en escala nacional.

En las direcciones de prevención emergente organizadas en las provincias, ciudades (municipios) y distritos se estableció el sistema de información que permite diagnosticar rápidamente esta enfermedad e intercambiar las informaciones necesarias para la toma de medidas correspondientes.

Se realizan en todas partes del país la labor de propaganda higiénica para dar a entender a los habitantes el curso de transmisión y la peligrosidad del virus.

A esta labor se incorporan los funcionarios médicos y los de la rama educativa y las entidades sociales de distintos sectores y los periódicos, TV y otros medios de prensa.

Puesto que esta enfermedad no se ha transmitido en el territorio nacional, el comité estatal y las direcciones arriba mencionados se esfuerzan por bloquear las vías de penetración.

Se torna más rigurosa la cuarentena en el aeropuerto, puertos comerciales y estaciones fronterizas.

Los órganos de salud pública examinan periódica y minuciosamente a todos los habitantes y toman las medidas para diagnosticar y curar a las personas sospechosas.

KCNA