El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los huérfanos del hospicio y el orfanato de Pyongyang se mudaron el día 6 al nuevo edificio erguido nuevamente a la pintoresca orilla del río Taedong.

Los huérfanos, las criadoras, las educadoras y los funcionarios rindieron homenaje al Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il tras depositar cestos y ramos de flores ante sus estatuas de bronce erguidas en la capitalina colina Mansu.

Continuamente, ellos tomando autobuses pasaron por las carreteras de la capital inclusive las de Mansudae, Chollima, Yonggwang y Chongnyon.

En las calles, los habitantes les despidieron agitando las manos y ramos de flores.

El hospicio y orfanato estaban en ánimo de fiesta por los niños que se sentían muy alegres.

Las criadoras, las educadoras y los funcionarios dieron caluroso agradecimiento al Mariscal Kim Jong Un.

En el lugar hubo una función artística de los huérfanos.

El mismo día, los funcionarios de órganos del partido y el poder y los interesados felicitaron a los huérfanos.

KCNA