Los títeres surcoreanos abogan cínicamente por instituir la “carta de unificación” que intentaba hacerlo el traidor Lee Myung Bak durante el período de su mandato.

Inicia así el periódico Minju Joson en un comentario individual del día 9 y continúa:

Durante 7 años, o sea, el lustro de mandato del traidor Lee Myung Bak y más dos años de la actual mandataria del Sur de Corea, las relaciones íntercoreanas han retrocedido y se hallan en la situación catastrófica como hoy en día.

Los gobernantes surcoreanos deben responsabilizarse de ello.

Sin embargo, lejos de pedir perdón a la nación, arman alboroto para instituir la “carta de unificación”.

Su verdadera intención es debilitar los sentidos históricos de las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria y las declaraciones conjuntas Norte-Sur, apoyadas por toda la nación y todo el mundo, y al mismo tiempo, inducir en error la opinión pública como si ellos mismos tuvieran gran interés en el problema de reunificación y lo auspiciaran, encubrir su naturaleza anti-reunificación, acelerar los preparativos para lograr la “unificación bajo el sistema democrático y liberal” y presentar los méritos de la actual mandataria surcoreana.

De esta manera, los títeres surcoreanos demuestran concentradamente su intento de hacer enfrentamiento con el régimen de la RPDC y lograr la “unificación mediante la absorbición”.

Mientras que la banda títere del Sur de Corea recurra a la fabricación de la criminal “carta de unificación”, se empeorarán más las relaciones entre ambas partes coreanas.

KCNA