Llega al clímax la campaña de “derechos humanos” contra la República Popular Democrática de Corea del actual “gobierno” del Sur de Corea en contubernio con Estados Unidos.

El día 24, la banda conservadora títere puso otra vez la “ley de DDHH del Norte (de Corea)”, repudiada por el interior y exterior y lanzada durante 10 años pasados al basurero, sobre el tapete de la “Asamblea Nacional” y arma alboroto para realizar su aprobación dentro de este año.

El diputado al “Partido Saenuri” al decir que “ahora es el período más apropiado para aprobar la ley de DDHH del Norte” incitó a adoptar la “resolución rotunda sobre la protección de DDHH”.

Esto es una parte de los actos criminales antinacionales tendentes a exacerbar la confrontación fratricida so pretexto de “DDHH” presentándose como brigada de choque al frente de las maniobras de aislamiento y aplastamiento anti-RPDC de EE.UU. en el marco de la aprobación de la “resolución de DDHH” en el tercer comité del 69º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Esta vez, los títeres surcoreanos propusieron en conjunto la injusta “resolución de DDHH” anti-RPDC de la ONU e hizo todos los actos malignos para su aprobación.

Invitaron al Sur de Corea a la chusma con la máscara de “DDHH” para la entrevista con las viles escorias humanas, y no satisfechos con esto, presentaron a los fugitivos norcoreanos en la escena internacional como “testimonios” con los datos inventados, para que sirvieran como base de la “resolución de DDHH”.

Por otra parte, suplicaron a los representantes de varios países de la ONU aplaudir la “resolución de DDHH” anti-RPDC y cuando este documento fue aprobado por la fuerza, le dio bienvenida hablando de la cooperación activa con ella.

La campaña de “DDHH” de la banda surcoreana es muy peligrosa por que lleva a la extremada confrontación fratricida para aplastar el sagrado régimen de la RPDC sumándose a la ofensiva de “DDHH” de EE.UU.

Hoy día, el Sur de Corea se ha convertido en el nido de complot internacional de “DDHH” anti-RPDC.

Se definió oficialmente el problema de instituir en Seúl la llamada “oficina de DDHH del Norte” de la ONU y el enviado especial de “DDHH del Norte” de EE.UU. y el informante especial de la misma misión de la ONU viajan con frecuencia al Sur de Corea para acusarnos sin fundamento alguno.

Las autoridades surcoreanas ofrecieron su territorio a su amo gringo como colonia y encargaron a las fuerzas foráneas siquiera la autoridad de mando sobre el ejército y convirtieron el territorio surcoreano en el infierno de DDHH. Es muy miserable y absurdo que tales imbéciles se atrevan a hablar de “DDHH” de la RPDC.

Si la camarilla títere surcoreana sigue actuando para damnificar a los connacionales en contubernio con la ofensiva de “DDHH” anti-RPDC de las fuerzas ajenas nadando contra la tendencia de la época y la aspiración de la nación, pagarán caro por su imprudencia.

Los títeres deben cesar ahora mismo sus actos malsanos al tener presente las consecuencias catastróficas que emanen de su campaña intrigante de DDHH anti-RPDC.

KCNA