En los anales de la revolución coreana, el Dirigente Kim Jong Il encendió una llamarada de gran auge para explotar el poderío ideo-espiritual de todos los militares y civiles y organizó y dirigió la construcción socialista.

En el 63 (1974) de la Era Juche, el Dirigente hizo desplegar la campaña de 70 días y la dirigió con dinnamismo.

Gracias a su adiestrada y probada dirección, se abrió una era dorada de la construcción del socialismo y esto se extendió a la otra campaña de 100 días que permitió cumplir con anticipación el segundo plan septenal en 1978.

En junio de 1982, convocó la reunión consultiva de los funcionarios de departamento de organización y dirección y de propaganda y agitación del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, ocasión en la cual destacó la necesidad de producir otra vez un gran auge en la construcción de la economía socialista como lo habían hecho en 1956 con motivo del pleno de diciembre.

Presentó la consigna “Creemos la ‘velocidad de la década’; con el ímpetu de la época de gran auge de Chollima” e hizo que los obreros de la Fundición de Hierro Kim Chaek (de aquel entonces) levantaran la primera antorcha de la campaña para crear la mencionada velocidad y que la rama de industria metalúrgica abriera la brecha para el nuevo auge revolucionario.

Hizo construir la tercera planta de concentración del Combinado Minero de Komdok (de aquel entonces) como ejemplar de la velocidad de la década 80 y dirigió sabiamente la producción del separador de oxígeno de gran tamaño y la prensa de 10 mil toneladas y la construcción del Complejo Hidráulico del Mar Oeste de talla mundial.

Con el propósito de celebrar como gran festival de los triunfadores el 40º aniversario de la fundación de la RPDC en febrero de 1988, el Dirigente organizó la campaña de 200 días y enseñó prolongarla como campaña de 2 mil días y 20 mil días.

Hizo convocar las conferencias nacionales de diversas ramas inclusive, la agricultura, la producción, la industria de materiales de construcción, la piscicultura, la ganadería, etc.

En enero de 1998 maduró el gran proyecto de encender la nueva llamarada de gran auge revolucionario en la provincia de Jagang, donde se dinamizaba la construcción de plantas hidroeléctricas de mediano y pequeño tamaño y tomó el camino de orientación para cumplirlo.

Seguidamente el Dirigente hizo encender la antorcha de Songgang en todo el país.

En el Complejo de Maquinaria Minera de Ranam el Dirigente KIM JONG IL encendió la antorcha de la nueva creación e innovación para lograr un salto en la construcción de una gran potencia próspera en el nuevo Siglo.

En el Complejo de Maquinaria Minera de Ranam el Dirigente KIM JONG IL encendió la antorcha de la nueva creación e innovación para lograr un salto en la construcción de una gran potencia próspera en el nuevo Siglo.

En agosto de 2001 dirigió en el terreno el Complejo de Máquinas de Minas de Carbón de Ranam, cuando dio la iniciativa histórica de levantar todo el partido, todo el país y todo el pueblo la antorcha de Ranam en la gran marcha del nuevo siglo.

Con el magno propósito de hacer de 2012, en que se acoge el centenario de cumpleaños del Presidente Kim Il Sung, el año de victorias orgullosas a ser registradas con letras doradas en la construcción de un Estado próspero, el Dirigente visitó el 24 de diciembre de 2008 la tierra Kangson donde encendió de nuevo la antorcha de gran auge revolucionario.

Solo en 2009, año de gran creación y cambio, realizó la visita de orientación a más de 200 unidades.

Así, gracias a la abnegación del Dirigente se consolidó la firme base que garantiza la prosperidad de la patria y la felicidad de todas las generaciones venideras y abrió la nueva época prospera de la potencia del monte Paektu.

KCNA