Según la radio surcoreana KBS, los belicistas surcoreanos planean incorporarse a los ejercicios aéreos conjuntos Red Flag que se librarán desde principios de octubre en Alaska, Estados Unidos.

    Durante la maniobra, ellos pretenden adiestrar junto con las fuerzas aéreas norteamericanas el ataque preciso contra las instalaciones nucleares y las otras importantes de la RPDC en diferentes circunstancias movilizando los aviones de combate y de transporte de diversos tipos.

    También, realizarán los entrenamientos para contrarrestar de lejos a las fuerzas aéreas del rival y apoyar con el fuego aéreo a las tropas terrestres.

    Para ese fin, las fuerzas aéreas surcoreanas tratan de despachar el día 28 al terreno los aviones de combate y de transporte.

    Con la ilusión de eliminar a toda costa el disuasivo nuclear de autodefensa de la RPDC que se fortalece cada día más, los belicistas surcoreanos agravan la crisis de guerra nuclear en la Península Coreana intensificando los ejercicios militares en adhesión a la política agresiva de EE.UU. sobre la RPDC.

 
KCNA