Informe de la Asociación de Estudio  de Derechos Humanos de Corea – 13 de septiembre de 2014 (Descarga en PDF)

La Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea hizo pública el día 4 la siguiente declaración:

La entidad de derechos humanos Human Rights Watch con su sede en EE.UU., que vigila los llamados DDHH, publicó el día primero un “informe” fraudulento señalando que reinan en la RPDC los actos de violencia sexual a las mujeres.

El “informe” publicado por Human Rights Watch, acostumbrado a tener enemistad sin razonamiento a la RPDC, no merece la discusión, siendo un documento lleno de mentiras dichas por un puñado de escorias humanas a fin de mantener su vida sucia, quienes se fugaron abandonando hasta sus padres e hijos tras cometer crímenes contra la patria y el pueblo.

Lo problemático es que los propagandistas venales anti-RPDC arman alborotos al mismo tiempo que publicara este “documento”.

Tanto el pueblo coreano como el mundo entero están consternados ante los actos verbales anormales y provocativos, soltados cuando se crea en la Península Coreana el ambiente de la reconciliación y cooperación y se esfuerzan por establecer el sistema de la paz permanente y duradera en la Península Coreana y la región.

La publicación de tal “informe” es una parte de la artimaña política de las fuerzas hostiles que no desean la paz y la estabilidad de la Península Coreana, y una provocación peligrosísima para manchar la imagen de la RPDC y revertir la marcha hacia la paz y la prosperidad de la Península Coreana.

La Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea rechaza rotundamente y condena severamente la campaña de “DDHH” anti-RPDC de las fuerzas hostiles, calificándola de grave provocación política contra nuestro Estado y de locura antiética que burla la sagrada dignidad de las mujeres coreanas.

En nuestro país, las mujeres ejercen el derecho igual con los hombres y se toman muchas medidas jurídicas y administrativas para el desarrollo de las mujeres y la protección y el fomento de sus derechos en todos los sectores de las actividades nacionales y la vida social.

Sin embargo, las fuerzas hostiles recurren a la campaña de “DDHH” anti-RPDC divulgando los datos irracionales y fraudulentos, lo que deviene una violación grave a la soberanía de la RPDC y un insulto intolerable a nuestro pueblo que goza a sus anchas de la civilización socialista.

Al considerar la publicación del “informe” como abierta violación a la soberanía y la dignidad de nuestro Estado, la Asociación de Estudio de Derechos Humanos de Corea propuso a los órganos correspondientes a revelar a los cómplices en la elaboración y la publicación de ese “documento” y dar castigos jurídicos según la ley de la RPDC.

Si se perturba el ambiente pacífico y estable, preparado a duras penas en la Península Coreana, debido a las maniobras aviesas de las fuerzas hostiles que arman albortos anti-RPDC, al denigrar hasta la dignidad de las mujeres bajo el rótulo de la “protección de DDHH”, la responsabilidad recaerá totalmente sobre las entidades de DDHH anti-RPDC y las fuerzas hostiles que las instigan.

 

KCNA