El presidente Bashar Al-Assad, recibió hoy en la capital Damasco, a Ri Yong, el Ministro de Exteriores de la República Popular y Democrática de Corea (RPDC).

Durante el encuentro, el presidente afirmó que “pese a las diferencias en la forma de las guerras y las presiones contra Siria y RPDC, pero su esencia y propósito es el mismo y consiste en debilitar a los países con decisiones independientes y se enfrentan a los proyectos occidentales”.

“Estas guerras no solo tienen que ver con Siria y la República Popular de Corea sino son guerras para reconfigurar el mapa del mundo”, explicó el presidente.

El mandatario sirio aclaró que “la hostilidad estadounidense hacia todos los estados independientes no tiene límites geográficos”.

“Las derrotas de los proyectos occidentales y la firmeza de los países independientes como Siria, RPDC y otros, son capaces de cambiar el escenario internacional y restablecer el equilibrio de fuerzas en el mismo”, acotó.