El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea, volvió a reunirse el 28 de febrero con el Presidente de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump.

A las 9 de la mañana del 28 de febrero por la hora local, el Máximo Dirigente del partido, el Estado y el ejército de la RPDC se encontró de nuevo con el Presidente estadounidense en el Hotel Metropole de Hanoi, sede de la Cumbre RPDC-EE.UU., y sostuvo las conversaciones privadas y plenarias.

En estas ocasiones, los máximos líderes de dos países apreciaron que se ha alcanzado un avance notable en el trayecto histórico para implementar la Declaración Conjunta de Singapur. E intercambiaron las opiniones constructivas y francas sobre los problemas prácticos presentados en abrir, a base de tal avance, la nueva época de mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Se coincidió en esos diálogos en que los esfuerzos y las medidas protagónicas de ambas partes por el alivio de la tensión, el fomento de paz y la desnuclearización completa en la Península Coreana revisten mucha importancia para promover la confianza mutua y lograr un cambio radical de las relaciones de desconfianza y hostilidad que perduran varios decenios entre la RPDC y EE.UU.

El Máximo Dirigente Kim Jong Un y el Presidente Trump escucharon mutuamente las opiniones sobre los temas que deben ser resueltos sin falta en la etapa actual para alcanzar las metas comunes presentadas en la Declaración Conjunta de Singapur y discutieron con seriedad los remedios correspondientes.

Expresaron la convicción de que si ambas partes trabajan con manos estrechadas haciendo uso de su inteligencia y paciencia, podrán desarrollar de manera segura y trascendental las relaciones bilaterales conforme a la aspiración de ambos pueblos, aunque es alta la barrera de antagonismo y confrontación hecha en más de 70 años de hostilidad y existen dificultades y vicisitudes inevitables en el trayecto de la apertura de nueva historia de los vínculos entre dos países.

Evaluaron que el segundo encuentro en Hanoi devino un hito importante para profundizar aun más el respeto y confianza mutuos y situar en la nueva etapa las relaciones entre ambos países.

Acordaron mantener en lo adelante también el contacto estrecho para la desnuclearización de la Península Coreana y el desarrollo trascendental de las relaciones RPDC-EE.UU. y continuar los diálogos productivos para solucionar los problemas debatidos en la Cumbre de Hanoi.

Kim Jong Un expresó agradecimiento a Trump por su largo viaje y esfuerzos activos para la celebración exitosa de la presente cita y diálogo y se despidió de él prometiendo el nuevo encuentro.

 

KCNA