EPC, KCNA, Kim Jong Un

KIM JONG UN dirige la Vª Conferencia de Jefes e Instructores Políticos de Compañías del Ejército Popular de Corea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tuvo lugar los días 25 y 26 en esta capital la V Conferencia de Jefes e Instructores Políticos de las Compañías del Ejército Popular de Corea.

La reunión analizó e hizo balance de los éxitos y experiencias alcanzados en la materialización del espíritu de la IV conferencia y discutió las tareas y remedios para elevar la responsabilidad y papel de los jefes e instructores políticos de las compañías conforme a las demandas de la transformación de todo el ejército según el Kimilsungismo-Kimjongilismo.

En la ocasión estuvieron presentes los jefes e instructores políticos de las compañías quienes vienen trabajando con abnegación por convertirlas en las filas de combate de flor y nata y la casa natal de los soldados, y los comandantes y funcionarios políticos de las unidades y las escuelas militares de distintos niveles.

Salió a la tribuna para dirigir el conclave el Máximo Dirigente Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del EPC.

Tomaron asientos de la tribuna Ri Myong Su, Kim Su Gil, Ri Yong Gil, No Kwang Chol y otros cuadros directivos de las instituciones de fuerzas armadas, los comandantes del EPC, los ejemplares jefes e instructores políticos de las compañías.

El Máximo Dirigente pronunció la palabra inaugural.

Durante el último lustro, se tomaron las medidas para implementar consecuentemente en la construcción del ejército y los asuntos militares la idea principal de la IV conferencia y se profundizó la dirección para el respecto, dijo y agregó que de esa manera, se lograron éxitos notables en el fortalecimiento de compañías de todo el ejército y se preparó el trampolín para desarrollar el EPC como cuerpo armado invencible y selecto.

Este encuentro con los jefes e instructores políticos de las compañías me da la sensación de reunirme con todos los soldados adorables que extrañé siempre hasta en el largo viaje al extranjero, expresó muy satisfecho y rindió tributo a aquéllos que sufren mucho por los soldados y trabajan con abnegación para aumentar las fuerzas militares.

Declaró inaugurada la conferencia expresando la convicción de que ella será una ocasión significativa para preparar la nueva hoja de ruta de fortalecimiento de las compañías al materializar cabalmente la idea y orientación del partido de conceder importancia a ellas según el requerimiento de la revolución en avance.

El informe de la ocasión estuvo a cargo del general de ejército de las fuerzas terrestres Kim Su Gil, jefe de la Dirección Política General del EPC.

El informante dijo que el tiempo transcurrido desde la 4ª conferencia hasta hoy día fue los días gloriosos y orgullosos en que se sintió de corazón la sensatez de la guía del Máximo Dirigente y todas las compañías del ejército se potenciaron como invencibles filas de combate, unidas de cuerpo y alma con el Comandante Supremo.

Se refirió a las tareas para incrementar por todos los medios la combatividad de la compañía, célula y principal unidad de combate del EPC.

Apuntó la necesidad de registrar nuevo auge en el fortalecimiento de las compañías bajo la dirección infalible del Máximo Dirigente y hacer más fuerte el poderío invencible del heroico EPC.

En la reunión hubo intervenciones.

Durante las alocuciones de la primera y segunda jornadas, se hizo mención de los éxitos y experiencias obtenidos durante 5 años pasados en el trabajo para formar a los soldados como combatientes capaces de pelear a solas contra cien enemigos y convertir las compañías en la entrañable casa natal de ellos al tomar como dos metas principales la conversión del ejército en el fuerte tanto en lo ideo-político como en lo moral.

Se discutieron además las medidas para sacar lecciones y corregir los errores de algunos jefes e instructores políticos, quienes no atendieron bien las condiciones de vida de los soldados ni ejecutaron sustancialmente los ejercicios militares.

Escuchando atentamente las intervenciones, el Máximo Dirigente estimuló a los oficiales que relataron sus éxitos y experiencias alcanzados en potenciar la compañía y valoró de altos sus excepcionales méritos y esfuerzos abnegados.

Señalando uno por uno los éxitos, experiencias, lecciones y desviaciones referidos en las alocuciones, apuntó encarecidamente que todos los presentes en la cita han de aprender bien los éxitos sobresalientes de las unidades avanzadas.

Kim Su Gil dio lectura al decreto del Presidium de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC sobre el otorgamiento del título de Héroe de Trabajo a los ejemplares jefes e instructores políticos de compañía.

Kim Jong Un confirió el título de Héroe de Trabajo de la RPDC, la Medalla de Oro (el Martillo y la Hoz) y la Orden Bandera Nacional de primera clase a los oficiales del EPC, Nam Chol Man, Choe Song Min, Choe Un Hui, Pak Hong Gwan y Ri Man Bok, quienes hicieron gran aporte a la consolidación de compañía, y se fotografió con ellos en la tribuna de la conferencia.

Él pronunció un discurso.

Diciendo que le complace mucho ver otra vez en esta conferencia la imagen genuina de los hombres excelentes entre los comandantes de compañía de todo el ejército, reconoció la dedicación de ellos al partido y la revolución.

Enumeró las tareas combativas que les corresponden a los jefes e instructores políticos de compañía de todo el ejército, recalcando que los participantes deben producir un ascenso sustancial en la consolidación de compañía al estudiar hondamente buenas experiencias y generalizarlas bien acorde al propósito del CC del Partido que ha convocado este conclave.

Indicó en detalles los quehaceres para convertir las fuerzas armadas revolucionarias en las de flor y nata en lo ideológico, inclusive profundizar constantemente la indispensable educación de 5 puntos para los militares, impartir con osadía la educación en las tradiciones revolucionarias y presentar ampliamente las conductas loables, de modo que ellos coronen con fidelidad y mérito cada momento de su servicio militar.

Afirmando que la sagrada revolución coreana seguirá marchando siempre con toda vitalidad, exhortó a luchar enérgicamente por la victoria de ella.

En la conferencia, quedó aprobada la nota de juramento al Máximo Dirigente.

En su alocución de clausura, Kim Jong Un se mostró muy contento de la celebración exitosa de la reunión en medio de elevado entusiasmo político de los participantes.

Especificó que los jefes e instructores políticos de compañía de todo el ejército, reunidos todos juntos en esta ocasión, analizaron y balancearon los éxitos, experiencias y lecciones adquiridos en las tareas para potenciar esa unidad militar y discutieron las medidas prácticas para el mismo fin.

Volvió a instruir que los participantes deben cumplir su honrosa misión y obligación en la lucha por hacer de compañías las filas de combate de flor y nata, que defiendan a costa de la vida al Comité Central del Partido, y la entrañable casa natal para los soldados, teniendo presente que así se dará la garantía de completar los preparativos de combate.

Declaró clausurada la conferencia luego de expresar la esperanza y seguridad de que los participantes trabajarán con abnegación para fortalecer las compañías acorde a la intención del partido.

 

KCNA

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén