KFA, Prentsa

El coreano muerto en 2017 en el aeropuerto de Kuala Lumpur era confidente de la CIA

Según ha trascendido recientemente en diferentes medios de comunicación de Estados Unidos y otros países, el ciudadano de la RPDC que resultó muerto en febrero de 2017 en el aeropuerto de Kuala Lumpur, era un confidente de la CIA, habiéndose reunido con sus agentes en numerosas ocasiones, la última de ellas días antes de su muerte.

Según esas mismas fuentes, esta información coincide con los interrogatorios realizados a las dos mujeres investigadas por su muerte, puestas en libertad este año.

El propio Presidente de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump, fue preguntado esta semana al respecto por periodistas, a lo que respondió que, bajo su mandato, no hubiera permitido que la CIA reclutara al antes mencionado como informante.

Retrotrayéndonos al caso, debemos recordar que el Comité de Juristas de Corea ya denunció en 2017 que incluso antes de ser publicado el resultado de autopsia, la prensa conservadora del Sur de Corea empezó a divulgar rumores del “envenenamiento por las dos agentes del Buró General de Reconocimiento del Norte de Corea” y de la “innegable maniobra del Norte de Corea”, etc.

Lo más ridículo es la insistencia en que el fallecido fue envenenado por un líquido VX, que supuestamente untaron con la palma de mano en la cabeza del antes mencionado. Entonces, ¿por qué no murió la mujer que engrasó ese líquido en su mano, ni la otra que sujetó al susodicho?

¿Cómo es posible que hubiera miles pasajeros en el aeropuerto y ni siquiera uno quedará contaminado o afectado? ¿Cómo es posible que, entre los cientos de doctores y policías que manejaron el cuerpo, ni un solo quedará afectado?

Es bien conocida la naturaleza de este material extremadamente tóxio, categorizado como arma química por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW); que tiene un gran poder de penetración tan pronto como entra en contacto con el cuerpo o por el aire, haciendo que una persona caiga muerta.

Incluso en el caso de que fuera verdad que se usó el VX, ¿dónde están las muestras enviadas a los oficiales de la OPCW?

Esto también debería ser contestado por la comunidad internacional.

KFA-Euskal Herria, 14 de junio

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén