GEIJ, Kim Il Sung

Los obreros son los dueños de las fábricas

En septiembre de 1945 el Presidente Kim Il Sung visitó la Fábrica de Procesamiento de Maíz de Pyongyang.

Bajo la guía del jefe del sindicato de la fábrica, recorrió, uno tras otro, varios talleres y salió afuera. Una vez allí vio a muchos obreros reunidos en el patio delantero del taller de trituración.

El visitante se les acercó con una sonrisa en el semblante y apreció sus esfuerzos que hacían para la construcción de una nueva patria, añadiendo así: Antes de huir derrotado el imperialismo japonés destruyó cruelmente casi todas las instalaciones industriales de nuestro país. Como resultado, no nos quedan fondos, materiales, ni los técnicos necesarios para la rehabilitación y la gestión de las fábricas destruidas. A pesar de esto, no deben estar desanimados sino levantarse como un solo hombre para superar las dificultades y avanzar con audacia.

Hoy en día, -enfatizó- ustedes, los obreros, son los dueños de la Corea liberada y de las fábricas. Quienes deben rehabilitar la fábrica destruida son precisamente ustedes, sus dueños.

Al escucharle, todos los reunidos se quedaron muy emocionados, porque oyeron por primera vez en su vida decir que ellos mismos son los dueños de la fábrica.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén