Kaesong, KHED DPRK RPDC, Reunificación

Descubierta la tumba del rey Hye Jong en Kaesong

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue hallada recientemente en la ciudad de Kaesong la tumba del segundo rey de Coryo, el rey Hye Jong. Coryo fue el nombre del primer Estado unificado que existió entre 918 y 1392 en la historia de Corea. Precisamente de Coryo se origina la palabra Corea.

En la búsqueda y confirmación de los hallazgos tomaron parte los investigadores de la Agencia de Conservación de Patrimonios Nacionales de Corea, adscrita a la Dirección de Preservación de Patrimonios Nacionales, y el Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias Sociales así como los profesores y estudiantes del Instituto Superior Pedagógico Songdo.

La sepultura está situada en la loma a la orilla norte de la represa Songdo.

El mausoleo está dividido en 3 partes; en la parte superior hay un túmulo de 13 metros de diámetro y 3 de altura, unas instalaciones de protección y una lápida: en la mediana en que se ven a la izquierda y a la derecha dos estatuas de aristócratas civiles: la inferior donde hay un sitio para la ceremonia en memoria del difunto.

La cámara del ataúd con 4 metros de largo, 3.4m de ancho y 2.2m de altura es la más grande entre las tumbas reales de Coryo, descubiertas hasta la fecha.

Durante el hallazgo, se desenterraron una piedra sepulcral y distintas reliquias.

A base de evaluación y análisis de la forma, posición y vestigios de la tumba y los registros históricos, la Asociación de Arqueólogos de la República Popular Democrática de Corea confirmó que reposan en ella los restos del rey Hye Jong.

El hallazgo tiene un gran significado para esclarecer las relaciones de sucesión culturales entre Coguryo (primer Estado feudal que existió en la historia de Corea entre 277 y 668) y Coryo, el cual se basaba también en las relaciones feudales.

De acuerdo con un funcionario, prosigue en Kaesong el descubrimiento de las ruinas históricas como mausoleo real del período de Coryo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén