EPC, Japon, MINREX, Songun, Tecnología

Cancillería coreana condena la conducta escandalosa del primer ministro japones

El primer ministro Abe en una ceremonia militar.

El embajador del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea, Song Il Ho, hizo pública el día 7 la siguiente declaración:

Hay un refrán que dice: «No hay manera de curar a un tonto ni de reformar a un canalla de nacimiento».

El premier japonés Abe es tan idiota y sinvergüenza que está liandola estos días con el asunto del disparo de ensayo de lanzacohetes reactivos supergrandes de la RPDC como si se hubiera caído en tierra japonesa una bomba atómica, al decir que la prueba aludida de la RPDC es un lanzamiento de misil balístico y una amenaza contra el país isleño.

Para colmo, planteó ese tema hasta en la cumbre de ASEAN diciendo atrevidamente que el lanzamiento de misiles norcoreanos es una violación evidente de las resoluciones de la ONU, así como al exigir a la sociedad internacional a movilizarse para la desnuclearización del Norte (de Corea).

Abe había dicho que las recientes medidas de autodefensa implementadas una tras otra por la RPDC no influyen en la seguridad de Japón. Pero, esta vez se puso tan caprichoso pronunciando con su lengua afilada palabras absurdas como misil balístico y violación de las resoluciones de la ONU.

De verdad, el premier japonés es un politiquero vulgar, bajo y miserable que se acerca a otros como cachorro mimado si le parece favorable la tendencia, pero ladra como un perro rabioso cuando percibe algún cambio de la situación.

Sólo se le ocurren expresiones malvadas como «provocación», «acción violenta», «violación», «secuestro» y «presión» a ese ignorante e idiota que sueña con lograr la conversión de su país en una potencia militar aunque no puede distinguir un lanzacohetes reactivo de misil siquiera.

Es natural que Japón fuera burlado por todo el mundo como «enano político», «isla que se hunde» y «país solitario que no tiene futuro», porque ese tipejo tan vulgar y grosero se mantiene en el cargo de premier.

Además, Abe es tratado como enano desatendido que no puede acudir al escenario político internacional cuyo enfoque es la Península Coreana.

Se remueve de risa su fachada miserable que toca con cautela las puertas de Pyongyang mencionando el «diálogo incondicional».

El calumniador de las justas medidas de autodefensa de la RPDC no podrá pasar ni en sueños las puertas de Pyongyang.

No ha pasado tanto tiempo desde que llegara la paz al cielo del país isla.

Hace no mucho tiempo, los enanos japoneses no sabían qué hacer al ver la órbita del proyectil sobrevolando su país con estruendo.

Si ellos quieren desafiar hasta el final a la RPDC «añorando» la inquietud y pavor de aquel tiempo, haremos lo que nos toca para no tomar en cuenta la isla apartada llamada Japón.

Abe debe tener presente que buscará una desgracia mayor y la ruina si sigue portándose como ahora.

(7 de noviembre, ACNC)

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén