EPC, Kim Jong Un, PTC, Songun

Kim Jong Un dirige la competencia de tiro artillero del EPC

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Máximo Dirigente Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC, dirigió el día 12 la competencia de fuego artillero de las unidades artilleras pertenecientes a los 7º y 9º cuerpos del Ejército Popular de Corea.

En el campo de entrenamiento, el Comandante Supremo fue acogido por el general de ejército de las fuerzas terrestres Kim Su Gil, jefe de la Dirección Política General del EPC, el general de ejército de las fuerzas terrestres Pak Jong Chon, jefe del Estado Mayor General del EPC, el general de ejército de las fuerzas terrestres Kim Jong Gwan, ministro de las Fuerzas Armadas Populares de la RPDC, y los jefes de las grandes unidades combinadas del EPC.

El Máximo Dirigente continúa los pasos de guía sobre el ejército con el magno proyecto estratégico de consolidar por todos los medios la capacidad defensiva del país al traer la era de esplendor para el desarrollo de las fuerzas armadas revolucionarias y de hacer a todo el ejército acoger el aniversario 75 de la fundación del glorioso PTC con el éxito fulminante de propiciar el tiempo de auge en el incremento de la combatividad mediante la oleada de ejercicios.

Los oficiales y soldados, que le recibieron otra vez en el campo de entrenamiento donde hacía mucho viento, estuvieron firmemente decididos a dar tiros certeros a los blancos indicados por el partido con su audacia incomparable y puntería infalible cultivadas en el regazo del Partido.

La competencia tuvo por su objetivo poner alertas otra vez las fuerzas artilleras en general al chequear y supervisar de manera selectiva y sorpresiva los preparativos de combate de las fuerzas artilleras de cada cuerpo de ejército que están materializando la orientación de fortalecer ese tipo de arma, presentada por el partido en la IV Conferencia de Artilleros del EPC.

Igualmente, se orientó a dar empuje a la campaña para mejorar la forma, el contenido y el método de los ejercicios de artillería y hacerlos a modo de combate real.

La competición se realizó a manera de disparar contra la isla definida como blanco con los cañones de diversos calibres, que disponen los cuerpos de ejército, según el orden fijado por lotería y determinar al ganador y perdedor al sintetizar las notas de tiro y el tiempo de cumplimiento de la misión de fuego.

Desde el observatorio, el Comandante Supremo dirigió la competencia luego de informarse de su orden y procedimiento.

A su indicación, los jefes de los cuerpos de ejército mandaron personalmente el fuego artillero desde el observatorio.

Una vez dadas las órdenes de los jefes, estallaron los cañonazos estruendosos y se envolvió en llamas la isla blanco en un abrir y cerrar de los ojos, hecho que devino el resultado de la idea de preparar a los efectivos como capaces de combatir a solas contra cien enemigos.

El Máximo Dirigente recibió el parte de evaluación del Estado Mayor General dado por el jefe de esta entidad.

Encomiando la moral combativa y disposición de los valientes artilleros participantes en la competición organizada de manera sorpresiva, explicó otra vez las exigencias de entrenamiento de nuestro Partido consistentes en estudiar constantemente las formas y métodos de ejercicios artilleros y hacerlos en un ambiente de combate real.

Para hacer a todos los artilleros adquirir alta capacidad de movilización y golpe, sería bueno regularizar tales ejercicios y organizar con frecuencia las competencias entre los cuerpos de ejército a fin de despertar la competitividad desde en los comandantes hasta en los soldados, señaló.

Si el Estado Mayor General organiza a menudo en el futuro los ejercicios por el estilo de hoy, los comandantes de todas las fuerzas armadas podrán conocer bien la idea de nuestro partido de dar importancia a la artillería, ampliar la visión militar en materia de su uso y dominar las tácticas y el fuego de cañones, agregó.

El resultado de disparo en los ejercicios no es un simple porcentaje de tiros acertados, sino refleja la visión y posición de los comandantes y soldados respecto a la orientación de nuestro Partido de dar prioridad a los entrenamientos y constituye la pauta que mide el grado de su fidelidad al Partido, al pueblo y a la patria, enfatizó.

Prosiguió que todos los artilleros deben incorporarse a la lucha por fortalecer su combatividad teniendo presente la confianza y esperanza del Partido que considera el poderío de la artillería como el del EPC.

En el disparo de los cañones de todos los calibres, el 7º cuerpo venció de manera aplastante al 9º.

El jefe del EMG, Pak Jong Chon, otorgó el diploma, medalla y sello de artillero certero a los batallones y compañías artilleros pertenecientes al 7º cuerpo de ejército que ganaron notas excelentes en la competencia.

El Comandante Supremo deseó que el presente entrenamiento sirva de una oportunidad para alertar una vez más a todas las fuerzas artilleras del EPC y elevar el fervor de entrenamiento y la competitividad.

Presentó las importantes tareas militares para potenciar las autóctonas fuerzas artilleras tales como sumarse todos voluntariamente a la campaña para el fortalecimiento de la artillería teniendo presente que la guerra moderna es la de artilleros y la preparación de éstos para el combate resulta la de todo el EPC; elevar las exigencias de ejercicio con el objetivo de ascender al máximo la movilidad de todas las baterías artilleras, garantizar la rapidez y la exactitud de disparo y adiestrar en cada subunidad los movimientos de manejo de cañones según los reglamentos y en forma combativa; procurar la perfecta y permanente disposición de combate de los cañones dotados hasta la fecha; mejorar la forma, el contenido y el método de los ejercicios en la dirección de hacerlos en un clima de batalla real según los requisitos de la guerra moderna, etc.

Informados de las instrucciones del Comandante Supremo, los comandantes del EPC y los artilleros participantes en la competencia renovaron la convicción de victoria cierta al constatar que no tienen nada que temer si cuentan con la extraordinaria y probada guía de él quien conduce la causa de construcción del ejército con su genial previsión militar y arte de mando.

Juraron defender con cañones la patria socialista, que brilla con el nombre del Máximo Dirigente Kim Jong Un, al incrementar sin parar su combatividad entrenándose más duro bajo la consigna de dar primacía a los ejercicios presentada por el partido.

Deja un comentario