Japon, KCNA, MINREX

Japón debe liquidar sus crímenes del pasado

La Agencia Central de Noticias de Corea (ACNC) aconseja en un comentario a Japón la liquidación de sus crímenes del pasado.

Cuando muchos países aspiran a establecer nuevas relaciones arrepintiéndose de sus errores del pasado, el rey de Holanda pidió disculpas oficialmente, durante su reciente visita a Indonesia, por los extremados actos de violencia perpetrados practicando la dominación colonial sobre el país asiático.

Al decir que no se puede borrar la historia del pasado, el monarca expresó que reflexiona seriamente de los crímenes de su país comprendiendo hondamente que los indonesios víctimas de aquel tiempo sufren hasta ahora las penas y la tristeza.

Esta noticia hace comparar la actitud de Japón que no da ni un paso adelante en el mismo tema.

El país isleño debe disculparse de rodillas e indemnizar por sus tremendos crímenes perpetrados en el pasado contra toda la humanidad y, en particular, el pueblo coreano.

Sin embargo, desde su derrota en la Segunda Guerra Mundial hasta la fecha, no reconoce su expediente criminal siquiera y, por el contrario, hace todo lo posible por justificarlo.

Durante el coloniaje japonés de casi medio siglo, la nación coreana se vio obligada a sufrir las desgracias y penalidades más crueles del mundo e inolvidables hasta la fecha.

Pero, los reaccionarios japoneses inculcan la hostilidad a Corea y la idea militarista en nuevas generaciones mediante la cínica tergiversación de la historia, disparateando que «la colonización ayudó la modernización de Corea» y «la guerra del continente del siglo pasado fue un aporte a la paz y seguridad de Asia».

Lo más peligroso es el hecho de que ellos andan más desesperados para la conversión del país en una potencia militar y la expansión territorial a ultramar con el argumento desafiante de que «su derrota en la guerra se debió a la debilidad de fuerza».

Si Japón sueña todavía con el «caudillo» desoyendo la advertencia de la sociedad internacional y eludiendo de continuo la liquidación del pasado, le corresponderá el destino de destrucción definitiva.

Japón debe pedir perdón e indemnizar sinceramente sus crímenes en detrimento de la nación coreana y la humanidad parando sus acciones estúpidas que demuestran su bajeza moral a todo el mundo y entenebrecen el futuro propio.

Deja un comentario