Cultura, Historia, KCNA, Turismo

Historia de bellas artes coreanas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se remontan a la edad prehistórica las bellas artes de Corea.

Los antepasados coreanos, que desde la antigüedad llevaban una vida sedentaria en Pyongyang, una de las cunas de civilización de la humanidad, y su contorno, desarrollaron originales y variadas modalidades pictóricas como pintura, artes menores, escultura y arquitecturas monumentales.

Los hombres primitivos encontraron los medios de expresión formativa y visual como el punto, línea, color y volumen.

A mediados de la Edad Paleolítica, dieron inicio a la formación de arquitectura y en la Edad del Bronce, edificaron dólmenes y antas, que se consideran como piezas monumentales.

El dolmen de Corea se ha construido en el período 4900~4000 a.n.e., o sea, mucho antes que el francés que se estima que se levantó aproximadamente en 2500~2000 a.n.e.

En el período de Cojoson (a principios del siglo 30 a.n.e.- 108 a.n.e.), se han hecho el puñal en forma de Pipha y letra Sinji (letra antigua coreana).

Evolucionaron en el período de los Tres Reinos las bellas artes, en particular la pintura de Coguryo.

Quedaron descubiertas más de 100 tumbas de Coguryo (277 a.n.e.- 668 n.e.) con las pinturas al fresco, reconocidas hasta la fecha como obras maestras de este género del Oriente de la Edad Media. Algunas de ellas fueron registradas como patrimonio cultural de la humanidad.

Las pinturas murales dejan conocer el sistema integral del arte pictórico y las condiciones suficientes para preparar las herencias pictóricas a base del excelente método de descripción.

La porcelana de Coryo y la loza blanca del período posterior, que todos consideran como tesoro, muestran el aspecto de desarrollo de artes menores de la Edad Media.

Gracias a la dirección de los grandes hombres sin iguales, las bellas artes nacionales adquirieron el carácter Juche con matiz nacional y contenido socialista.

Se crean muchas obras maestras en la Casa de Creación Mansudae y otras bases de bellas artes.

Deja un comentario