Kaesong, KCNA, KHED DPRK RPDC, Reunificación, Sur de Corea

Ruptura total de comunicación entre Norte y Sur de Corea

La Agencia Central de Noticias de Corea hizo pública el día 9 de junio una información que sigue:

Las autoridades surcoreanas toleraron el acto hostil a la RPDC de las escorias humanas, evadiendo de su responsabilidad bajo rótulos sucios, hecho que llevó las relaciones íntercoreanas a la última fase catastrófica.

Todo el pueblo coreano expresa indignación a la conducta traidora y astuta de las autoridades surcoreanas con quienes tenemos mucho de liquidar la cuenta.

Por la impotencia y tolerancia de las autoridades surcoreanas, las asquerosas escorias humanas cometieron el acto hostil a la RPDC, denigrando la máxima dignidad de ésta e insultando el sagrado núcleo espiritual de todo el pueblo, así que hostilizaron a todos los coreanos.

No habrá perdón ni oportunidad en este asunto.

Haremos a ellas pagar el precio sin falta.

No podemos cambiar con nada la dignidad máxima y la defenderemos a riesgo de la vida.

Sacamos una conclusión de que no hay nada de qué conversar ni discutir con las autoridades surcoreanas que nos dan sólo chasco.

Tuvo lugar el 8 de junio una reunión de balance del trabajo de los departamentos de asuntos con el Sur de Corea donde el vicepresidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Kim Yong Chol, y la primera subjefa de departamento del CC del PTC, Kim Yo Jong, apuntaron que todos los trabajos con el Sur deben convertirse en trabajos con el enemigo y revisaron los planes de trabajo con los enemigos por etapas para saldar los crímenes cometidos por los traidores y, por fin dieron una orden de interrumpir ante todo las líneas de comunicación entre ambas partes coreanas.

Según la orden, la rama interesada de la RPDC interrumpirá totalmente desde las 12 del día 9 de junio de 2020 la línea de comunicación entre las autoridades de ambas partes coreanas a través de la Oficina Conjunta de Enlace Norte-Sur, la del Mar Oeste y Este entre los círculos militares del Norte y el Sur de Corea, la de prueba de comunicación N-S y la directa entre la sede del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea y Chongwadae.

Esta medida es una acción de primera etapa después de tomar la decisión de llevar a la ruptura total todos los espacios de contacto con los tipejos surcoreanos y eliminar los innecesarios.

Respecto a los medios conservadores surcoreanos que se atreven a desafiar la seria advertencia de la RPDC sobre el lanzamiento de panfletos de contenido anti-RPDC cometido por las escorias humanas llamadas «fugitivos del Norte» y sobre la tolerancia del caso por parte de las autoridades surcoreanas, la Agencia Central de Noticias de Corea hizo el siguiente comentario el día 8 de junio:

Los medios conservadores surcoreanos divulgaron unos disparates como «el Norte (de Corea) usa el asunto del lanzamiento de panfletos como carta estratégica para tomar el control de las relaciones Sur-Norte» y «hay una posibilidad de que se hayan tomado en cuenta las negociaciones diplomáticas y el diálogo».

Trataron de crear la opinión pública anti-RPDC al difundir otras versiones tales como «no se puede prohibir el lanzamiento de octavillas por los fugitivos del Norte porque se trata de la libertad de expresión» y «eso es para ganar la libertad de información».

Insatisfecho de haber defendido la locura de las escorias humanas, el medio conservador no. 1 Dong-A Ilbo calumnió sin vacilación alguna hasta la máxima dignidad de la RPDC.

Siendo complicidad abierta con el lanzamiento de octavillas de los desperdicios biológicos, lo que hizo ese rotativo vuelve a demostrar su sucia naturaleza del que se sustenta con la campaña de enfrentamiento fratricida.

Los medios conservadores son estigmatizados como «marionetas de las fuerzas extranjeras», «sirvientes del grupo de traidores» y «trompeteros de manipulación de la opinión pública».

Superan a las escorias humanas en la demagogia contra la RPDC.

Ahora, el pueblo de la RPDC expresa gran indignación por la locura de las escorias humanas y la conducta de las autoridades surcoreanas que la toleraron.

Atemorizados por el hecho, los medios conservadores recurren a la última jugada para evitar la represalia implacable de la RPDC.

Por una parte, justifican sus antecedentes criminales mediante la demagogia anti-RPDC y el apoyo a las escorias humanas y, por la otra, tratan de llevar a la quiebra las históricas declaraciones y acuerdos comunes de la nación coreana y sembrar finalmente la enemistad y tensión entre ambas partes coreanas.

Respaldaron el envío de panfletos reportando que «esto es una respiro para los fugitivos del Norte y, al mismo tiempo, un esfuerzo por vivir como humanos», hecho que deja conocer que llega al extremo la intención de los plumíferos para justificar y ampliar las acciones conflictivas con la RPDC.

Estos medios ultraderechistas son traidores a ser eliminados del padrón nacional junto con los desertores.

Pagarán muy caro su ofensa al noble sentimiento del pueblo de la RPDC.

La transgresión lleva al castigo

Provoca la cólera del pueblo coreano el comportamiento grosero de las autoridades surcoreanas que toleran y amparan el lanzamiento de panfletos de contenido anti-RPDC cometido por las escorias humanas llamadas «fugitivos del Norte».

Muy aturdidos por la seria advertencia de la RPDC, las autoridades surcoreanas dicen tonterías tales como que «parece que el Norte desea el diálogo y las negociaciones» y «hay que parar el lanzamiento de panfletos que causan la contaminación del ambiente ecológico de la parte Sur y perjudican las condiciones de vida de la población», en lugar de tomar las medidas correspondientes.

Y al mismo tiempo, manipulan la opinión pública diciendo que desde hace mucho tiempo, ellas mismas vinieron tomando las medidas preventivas contra el lanzamiento de volantes con el propósito de eliminar radicalmente la tensión en la línea de enfrentamiento y estaba en revisión el proyecto de modificación institucional eficiente.

Siendo testigo de la arraigada conciencia fratricida, la conducta cínica de las autoridades surcoreanas deviene de una traición intencional para llevar a la fase catastrófica las relaciones entre ambas partes coreanas.

El lanzamiento de panfletos es una batalla psicológica más abierta y un ataque preventivo que se comete en vísperas del comienzo de la guerra a fin de neutralizar a la contraparte en beligerancia.

Para colmo, se trata de un crimen nunca tolerable el insulto a la máxima dignidad que el pueblo coreano considera como más valioso que su vida.

Sin embargo, las autoridades surcoreanas hacen la vista gorda de este acto hostil vulnerante al sostén espiritual del pueblo coreano.

El hecho muestra que ellas pretenden romper las relaciones íntercoreanas.

Ahora los fulanos y menganos pretextan de manera más hábil que antes que está en revisión el proyecto trazado por el «gobierno», pero no pueden engañar al pueblo coreano con tales palabras.

La confianza quiere decir la esperanza y el apoyo entre sí y este sentimiento se estrecha con el cumplimiento de los compromisos.

Pero, las autoridades surcoreanas se portan mal eludiendo su culpabilidad con los pretextos precarios sin tomar ninguna medida práctica para respetar a la parte connacional y no criticar su régimen.

Ya ha llegado el momento de probar el dolor horrible por haberse atrevido a atentar a nuestro pueblo.

Hemos sacado la conclusión de responder a los enemigos no con la tolerancia, entendimiento o generosidad sino con represalia despiadada.

Las autoridades surcoreanas deben tener presente que no pueden apaciguar con nada la indignación de la población.

Recibirán el castigo más duro por su crimen antinacional.

No hablamos nunca con las palabras vacías.

Escrito por Ri Kyong Ju, diputado de la Asamblea Popular Distrital de Mangyongdae.

Deja un comentario