EPC, GEIJ, Historia, Kim Jong Il, PTC, Songun

Primera dirección sobre las fuerzas armadas revolucionarias

El 25 de agosto de 49 de la era Juche (1960), el Dirigente Kim Jong Il inspeccionó la División Guardia de Tanques 105 “Seúl” Ryu Kyong Su del Ejército Popular de Corea.

Estuvo allí durante largas horas señalando a los oficiales y soldados de la unidad el asunto de tomar como la tarea general del EPC el lema de defender a ultranza al Líder y el Partido y el de multiplicar por todos los medios la combatividad de la unidad,

Desde entonces, el Dirigente, encargándose del destino de la patria y la nación, estuvo en sus incesantes viajes de orientación para fortalecer el potencial militar.

En este camino reforzó al EPC como el potente ejército capaz de combatir en aras del Partido y el Líder y provisto de modernos medios de ataque y defensa. Gracias a su entusiasta dirección se frustraron las maniobras de los imperialistas para provocar una guerra contra la RPDC.

Después del fallecimiento del Presidente Kim Il Sung (8 de julio de 1994), en el mundo circulaban disímiles opiniones y comentarios sobre la futura opción de Corea.

En esta circunstancia, el Dirigente Kim Jong Il inspeccionó el primer día de 1995 un puesto militar cubierto de pinos enanos.

Sus huellas de orientación están dejadas también en los puestos militares situados en los montes Chol y Osong, las cotas 351 y 1211, Panmujom, la isla Cho y otras zonas cercanas a la línea divisoria,.

En una cierta ocasión, evocando los días de inspección a las unidades militares, dijo: Estuve dos veces en el monte Osong. Para subir al puesto militar situado allí, debía pasar por un desfiladero con 152 curvas. Cuando yo iba allí por primera vez, el sendero era tan escabroso que el carro se paraba varias veces y me bajaba de él para empujarlo…

En virtud de los esfuerzos abnegados del Dirigente Kim Jong Il para el fortalecimiento del EPC, se salvaguardó el destino de la patria y la nación y se asentó un sólido cimiento para la construcción de un Estado poderoso y próspero.

Naenara

Deja un comentario