EPC, GEIJ, Kim Jong Un, Songun

Kim Jong Un supervisa la reconstrucción tras las inundaciones y tifones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En medio de la intensa campaña por resarcir los daños por la inundación y el tifón No. 8, entre los días 2 y 3 de septiembre, otro huracán No. 9 arrastró más de 2.000 viviendas en la costa marítima de las provincias Hamgyong del Norte y del Sur e inundó no pocos edificios públicos y tierras cultivables.

Kim Jong Un, Presidente del Partido del Trabajo de Corea y del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la RPDC, supervisó el campo de construcción para recuperar los daños de la zona de la comuna de Taechong del distrito de Unpha de la provincia de Hwanghae del Norte.

Le acompañaron el vicemariscal del Ejército Popular de Corea Pak Jong Chon, jefe del Estado Mayor General del EPC, los cuadros del Comité Central del PTC, Ri Il Hwan, Jo Yong Won, Kim Yong Su y Hyon Song Wol y el presidente del Comité del PTC en la provincia de Hwanghae del Norte, Pak Chang Ho.

El Máximo Dirigente fue acogido por los comandantes de las unidades del EPC y los funcionarios, movilizados en la construcción por recuperar los daños por inundaciones del distrito de Unpha.

Acudidos a esa campaña en pleno acato a la idea de la XVI reunión del Buró Político del VII Período del CC del PTC y la orden conjunta del CC y la Comisión Militar Central, del PTC, y el Comité de Estado de la RPDC, los soldados y oficiales de las unidades del Ejército Popular de Corea aceleran con dinamismo la recuperación de daños mediante la batalla decisiva con el único deseo de materializar cuanto antes la noble voluntad del Partido, ofreciendo así a los habitantes damnificados las mejores condiciones de vida.

Recorriendo el campo de construcción, el Máximo Dirigente averiguó en detalles la marcha de reconstrucción y el plan de obra.

Tras evaluar las actividades de propaganda y agitación al pie de trincheras que conmueven todo el campo, subrayó la necesidad de librar sin cumplidos y de modo combativo la ofensiva ideológica para llamar a todos movilizados a la batalla por materializar la idea del Partido y por defender las políticas del Partido.

Contemplando con satisfacción las aldeas de la brigada de las granjas de las zonas dañadas que se van convirtiendo en ejemplo de las viviendas modernas rurales, eliminando el atraso de la época y las secuelas de daños por la calamidad natural, el Máximo Dirigente recordó el hecho de que durante la visita pasada dio una instrucción de edificar una vivienda para cada hogar según la exigencia de los granjeros y firmó el proyecto de diseño y agregó que el orgullo será grande por la construcción de nuevas viviendas que cuesta muchos trabajos cuando nuevas residencias cubren la demanda de los granjeros.

Se alegró mucho diciendo que en apenas más de 30 días de reconstrucción se puede divisar el perfil de la aldea maravillosa, lo que es un milagro creable sólo por el Ejército Popular con la fidelidad a su Partido y el ferviente amor a su pueblo y que su combatividad sorprenderá esta vez también a todo el mundo.

Está impregnada por doquier del campo de construcción la sinceridad de los uniformados, excelentes hijos del pueblo, recalcó y prosiguió que ellos dedican toda su sinceridad a la reparación de daños, lo que deja conocer bien los rasgos ideo-espiritual y moral del EPC.

Contemplando con mucho grato a los uniformados que trabajan, el líder coreano destacó que es un gran orgullo de nuestro Partido tener a tales huestes poderosos y siempre fieles al llamamiento del Partido. Y enfatizó que gracias a ese ejército del pueblo, fuerte en lo ideológico y político y en lo moral, que considera como su noble deber consolar con su patriotismo y su sangre y sudor de fidelidad las preocupaciones del Partido y el dolor del pueblo, el Partido supera de manera resuelta cualesquier momentos difíciles y arduo camino de la revolución.

Acentuó que mientras exista el Ejército Popular, infinitamente fiel al Partido y su causa revolucionaria, ningún desastre natural ni calamidades podrán quitar a nuestro pueblo la felicidad y las risas, y que ninguna fuerza del mundo puede doblegar la convicción y voluntad del PTC que lucha por su pueblo.

Reiteró a los comandantes de las unidades del Ejército Popular movilizadas en la construcción la intención del Partido que les llamó al resarcimiento de estragos y la importancia de esta obra.

Instó a las organizaciones partidistas de todos niveles y a los órganos políticos que intensifiquen la educación a todos los uniformados para que ellos comprendan correctamente la intención del Partido que les llamó a la gran batalla por crear la felicidad del pueblo y realicen todos los trabajos como dar palada o amontonar los bloques con el sentimiento de construir la fortaleza de la unidad monolítica.

El año presente se movilizaron muchas unidades del EPC a la eliminación de los estragos causados por las inundaciones y tifones, acotó y recalcó que el Ejército Popular debe manifestar toda su devoción y el heroísmo masivo, al considerar esta empresa como la labor política por mantener y consolidar aún más los lazos consanguíneos entre el Partido y pueblo y como el trabajo de capital importancia por preservar la confianza del pueblo que sigue invariablemente a nuestro Partido pese a las dificultades y penas y defender el prestigio absoluto del Partido.

En el momento tan difícil como ahora, nuestro pueblo deposita su confianza sólo en el Partido y esperará las medidas de esa organización política, recalcó y ratificó que no debe permitir al pueblo desalentarse o incomodar ni un momento. Responder a la confianza del pueblo constituye una tarea importantísima para nuestro Partido que toma como su lema noble el ideario Iminwichon (considerar al pueblo como cielo) y considera al pueblo como raíz de su existencia, refirió y agregó que por eso, el Partido libró una gran e inaudita campaña de recuperación movilizando todas las potencialidades estatales a la empresa a favor del pueblo y puso al ejército revolucionario del Partido a la cabeza de las campañas que se desarrollan en varios lugares del país.

Y dio gran confianza al Ejército Popular señalando que éste debe avivar más las llamas de creación de mito heroico y milagro en todos los campos de la recuperación de daños al tener bien presente del noble propósito e intención del Partido y así defender a ultranza el aniversario 75 de la fundación y el VII Congreso del glorioso Partido.

Bien conscientes de que se atribuye el éxito o fracaso de la obra al papel de los comandantes del EPC, ellos deben esmerarse en el control y el mando técnico sobre la construcción, acelerar la reconstrucción mediante la batalla tridimensional y relámpago y de velocidad, y al mismo tiempo, tomar las medidas sustanciales para asegurar la calidad de la obra al observar bien la demanda del diseño y métodos técnicos de construcción, enfatizó.

En los arrozales anegados, el Máximo Dirigente se enteró detalladamente del estado de crecimiento de los cultivos agrícolas y se preocupó mucho por el brote de enfermedades en no pocas parcelas de arroz inundadas y por el insatisfecho estado de crecimiento de arroz.

Subrayó que pese a algunas pérdidas, hay que tomar las medidas agrícolas y técnicas para mejorar de un modo u otro el estado de crecimiento de los cultivos a que los granjeros prestaron mucho cuidado durante la primavera y verano y encomendó encarecidamente a los funcionarios y trabajadores de la rama agrícola que redoblen el ánimo y hagan esfuerzos tesoneros por minimizar los daños de cultivos y elevar el rendimiento de cosecha.

Conteniendo la pesadumbre y penas provenientes del chubasco de la temporada de lluvias y tifones reiterados, el Partido tomará todas las medidas necesarias para el pueblo al aceptar como la máxima gloria la agonía por el gran pueblo y responderá incondicionalmente a su confianza, dijo y expuso la firme decisión de superar las pruebas de hoy junto con el Ejército Popular.

Estimulados por la dirección en terreno del Máximo Dirigente sobre el campo de construcción por reparar los daños, todos los soldados y oficiales del EPC juraron manifestar al mundo cómo apoyan y cómo defienden el ejército y el pueblo crecidos por el PTC a su Líder y a su Comandante Supremo, al dar sin falta el parte de la victoria tras terminar excelentemente la construcción hasta el día de la fundación del Partido, siendo fortaleza y escudo que defienden a riesgo de vida al CC del PTC.

Sirviendo la dirección incansable del Máximo Dirigente quien continúa el camino por la patria y el pueblo de la fuerza motriz que posibilita crear los milagros, el pueblo y el ejército de Corea saldrán sin falta victoriosos en la presente campaña y los vítores por el socialismo estremecerán el cielo de la fiesta de octubre.

ACNC y Naenara

Dejar una respuesta